¿Qué es ser comunista?

Los comunistas, sin ser los únicos en el mundo que luchan por el socialismo, siempre están en primera línea batallando ideológica y políticamente, al elevado precio de la propia vida, por alcanzar estos nobles ideales.

Célula “Nelson Castiblanco”
Partido Comunista Colombiano, Regional Tolima

“La historia de todas las sociedades que han existido hasta nuestros días es la historia de las lucha de clases” Marx y Engels.

El 21 de febrero de 1848 se publicó oficialmente en Londres, capital de Inglaterra, “El Manifiesto del Partido Comunista” por encomienda de la Liga de los Comunistas a Carlos Marx y Federico Engels. Haciendo alarde de fino humor, los maestros del proletariado (pueblo) comienzan el documento de la siguiente manera: “Un fantasma recorre Europa: El fantasma del comunismo”.

Este corto escrito parte la historia de la humanidad. Por primera vez, se presenta un documento científico que interpreta correctamente la historia de la humanidad, sus contradicciones y sus procesos dinámicos para alcanzar nuevos estadios de desarrollo. Enseña que la humanidad es producto de la evolución y de largas etapas: primitiva, esclavista, feudalista, capitalista, socialista y comunista. Enseña que en la actualidad estamos en el tránsito del capitalismo al socialismo.

Por lo menos tres elementos salen a flote en el “Manifiesto Comunista” presentado hace 165 años ante la faz del mundo, cuya vigencia no admite discusión por cuanto su planteamiento se fundamenta en la ciencia:

1. La historia de la humanidad está determinada por el modo de producción y la formación socioeconómica que deriva de él; 2. Al surgir la propiedad privada y la explotación en la etapa esclavista, la historia de las sociedades ha sido desde entonces la historia de la lucha de clases, entre explotados y explotadores (hoy entre burguesía y proletariado); 3. El proletariado (pueblo) es la única clase social capaz de acabar con la explotación del hombre por el hombre, abolir la propiedad privada y construir el socialismo.

Así las cosas, la tarea de los comunistas es empujar este proceso histórico, real y concreto para que las leyes objetivas y subjetivas que le son inherentes a la humanidad se desarrollen y avancen en la superación del capitalismo, sistema inhumano y salvaje, y dar paso al socialismo. Si bien es cierto que los procesos son inevitables, con nosotros o sin nosotros, resulta un craso error sentarnos a esperar ver pasar el cadáver del capitalismo.

Por eso los comunistas, sin ser los únicos en el mundo que luchan por el socialismo, siempre están en primera línea batallando ideológica y políticamente, al elevado precio de la propia vida, por alcanzar estos nobles ideales. Los medios de comunicación de los ricos (Caracol, RCN, Ecos del Combeima, la televisión, El Tiempo, El Espectador, etc.) nos insultan, nos tergiversan, nos calumnian, nos desprecian, nos odian, nos aíslan, nos llaman “terroristas”…

Los comunistas tenemos cuatro características fundamentales, que al calor de la teoría y la práctica todos los días estamos desarrollando, perfeccionando y mejorando colectivamente:

1. Orgánico: Rechazamos el individualismo y el personalismo, porque son lastres del capitalismo. Pregonamos el colectivismo y sobre todo la organización, la planeación y la evaluación permanente.

2. Humanismo: Para el comunista lo más importante es el ser humano, su dignidad, su respeto y admiración. Nuestra divisa son la solidaridad y la lucha por politizar al pueblo para que sea autónomo, libre y soberano. Un pueblo despolitizado está condenado a la injusticia social, a la explotación miserable, al engaño; está condenado a morir en la puerta de los hospitales, a no ir a estudiar y a no tener un empleo digno y humano.

3. Democrático: Los comunistas defendemos la democracia (del griego: demos = pueblo; cracia = gobierno), es decir, la voluntad popular y de las masas debidamente organizadas y concientizadas. La fuerza reside en el pueblo y debe hacerla valer. No es justo que haya ricos muy ricos y pobres muy pobres, cuando son los pobres los que producen la riqueza, los ricos en realidad son zánganos chupasangre.

4. Científico: Los comunistas nos guiamos por la ciencia. Rechazamos los dogmas y las imposiciones. Todo debe ser demostrado a través de la práctica. Todo debe ser argumentado. El comunismo es ciencia por antonomasia. Pero también es alegría, esperanza y optimismo.

En esa dinámica, el Partido Comunista Colombiano llama al pueblo tolimense e ibaguereño a asumir una posición crítica y consecuente, a romper las cadenas de la sumisión, el analfabetismo político y la división. Ayer como hoy no pierde vigencia la frase central de los comunistas del mundo, expresada en el “Manifiesto Comunista”: “¡Proletarios de todos los países, unidos!”.

Comments are closed.