Caracol TV transmitirá el Tour de Francia: “No lo vea, por amor a Dios”

Las transmisiones por el canal público de la vuelta a Francia rebasaron en rating a los dos canales de televisión privados. Y entonces resolvieron, con su poder económico, arrinconar a señal Colombia y entrar en la disputa de los derechos para transmitir.

Nairo Quintana disputando el Tour 2014.

Nairo Quintana disputando el Tour 2014.

Simón Palacio

Se hizo célebre que las jornadas épicas de nuestros ciclistas en el Alpe-D’Huez o en los descensos casi suicidas con sangre en el rostro para llegar a Saint-Etienne, vistiendo las camisetas amarillas o la de pepas rojas, fueran vistas por el país a través del canal público.

Ver ciclismo por Señal Colombia se convirtió en una costumbre familiar. Fue el único canal que le apostó a esos certámenes en donde hace unos años se competía por ganar una carrera o ser protagonistas de alguna fuga. Ahora no solo se disputa el champán del ganador de la jornada sino el primer puesto entre los escaladores, el campeón de los jóvenes y la corona de los reyes.

Hay que reconocerle al canal público colombiano que se la jugó por transmitir las versiones del Tour, el Giro o la vuelta a España desde hace una década, esperando que tales competiciones fueran un espectáculo diferente para los colombianos. Pero este año la apuesta por sentar a un país entero a vibrar frente a la pantalla, no se podrá hacer por una cuestión de bussines.

La razón es muy sencilla, el Tour de Francia se convirtió un gran negocio y por lo tanto no puede tenerlo la televisión pública. Las transmisiones por el canal público de la vuelta a Francia rebasaron en rating a los dos canales de televisión privados. Y entonces resolvieron, con su poder económico, arrinconar a señal Colombia y entrar en la disputa de los derechos para transmitir.

La gente dirá que el neoliberalismo se apropia de todo lo público, y va uno a ver y sí. Caracol televisión ganó la puja por transmitir el Tour, poniendo sobre la mesa casi tres veces la cifra que podía pagar Señal Colombia a los organizadores, arrebatándole la posibilidad de que los colombianos sientan como propia esa transmisión.

Ahora en la parrilla de ese canal veremos el excesivo y alborotado patrioterismo, como el que practican con la Selección nacional de fútbol, y la sofocante oferta comercial o pauta, que es donde está el negocio. Por cada hora de transmisión del Giro de Italia en su última versión, transmitida por el canal RCN, 35 minutos fueron destinados para las marcas, es decir la popular propaganda.

Lo que hacen Caracol TV o RCN es oportunismo mediático por querer captar la audiencia que le arrebata de mano el canal público, cuando éste le apuesta a los valores criollos diferentes al modelo de negocio que se utiliza en el fútbol. Después de conocerse una declaración oficial de Señal Colombia explicándole a sus televidentes que no trasmitirán el Tour, conocemos opiniones como la de Luis Artega, al respecto: “Lo triste es que se lo llevan a un canal privado donde vamos a ver más publicidad que el Tour, qué tristeza, oportunistas los de Caracol”.

O el de Daniel Cantillo que dice: “hace muchos años veo ciclismo en Señal Colombia ahora no entiendo por qué a los señores de Caracol se les metió en su cabeza que es un canal especialista en transmisión de ciclismo, no lo vea, por amor a Dios que no tenga audiencia para que no lo transmitan más nunca”.

Lo cierto es que si no tuviéramos a los criollos dando espectáculo en el mundo del ciclismo, Caracol no asomaría por allí y preferiría seguir con programas como Día a Día desde las siete de la mañana hasta el mediodía. A lo mejor salvan la parrilla durante los 20 días de competición en Francia, pero no superarán la televisión mediocre que hacen. De no ganar el Tour Nairo, no volverán a transmitir. Seguro será así.

Lo cierto es que queda claro que para conquistar audiencias se necesitan productos de calidad y es allí donde tiene oportunidad la televisión pública de llevar buenos espectáculos y televisión decente muy a pesar de sus presupuestos.

Comments are closed.