Fecode: “Hay una guerra laboral contra el magisterio”

El no pago de deudas y la búsqueda de la privatización de la educación, son solo dos aspectos en los que el Gobierno le incumple a los docentes, quienes anuncian paro indefinido

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Juan Carlos Hurtado F.
@aurelianolatino

Cuando el país celebraba los anuncios de paz de La Habana, la Federación de Educadores de Colombia, Fecode, que representa a más de 300 mil profesores en todo el país, anunciaba la intención de ir nuevamente a un cese laboral indefinido.

En su comunicado de prensa, los profesores saludaron los avances del proceso de paz entre Gobierno y FARC, pero denunciaron el maltrato recibido por parte del Ministerio de Educación, que con nuevos incumplimientos y proyectos de privatización de la educación, los empujaba a nuevas protestas.

En la comunicación Fecode expresa:

“… en nuestro país, el Gobierno representado en la ministra de Educación, la señora Gina Parody d’Echeona, no sólo viola los acuerdos firmados con Fecode y el magisterio colombiano, sino que arremete contra la educación pública y los educadores, vía la puesta en marcha de una serie de proyectos en política educativa que buscan la mercantilización y privatización de la misma, la expedición de varias normas y actos administrativos que atentan contra lo concertado en el 2015, el no pago de las deudas por diversos conceptos, una evaluación de carácter diagnóstica formativa que el Ministerio de Educación pretende enrarecer, un servicio de salud deplorable y la negación de una discusión pública sobre la reforma al régimen de transferencias para educación, salud, agua potable y saneamiento básico”.

Temas clave

VOZ consultó a Pedro Arango, del ejecutivo nacional del Fecode, quien explicó que con respecto a la evaluación diagnóstica formativa se había llegado a unos acuerdos con el Gobierno nacional, en mayo del año pasado, y no se han cumplido: “Por ejemplo, se dijo que se harían unas encuestas a los estudiantes que tuvieran un valor del 5% del total de la evaluación diagnóstico formativa. Otros elementos que suman en la evaluación son un video y la evaluación de desempeño. También se discutió que los niños de primeros grados al no poder hacer la evaluación a sus profesores, se sume un 5% a los docentes en el total de la evaluación, punto que no se cumplió porque el Ministerio de Educación les envió la encuesta”.

Según Fecode, ante el cuestionamiento por esta falta a los acuerdos, el Ministerio les ha respondido que tiene que ser ponderado porque se había contratado personal para hacer el formato y de no usarse sería un detrimento patrimonial, por lo cual no se debe dar ese 5%.

“Otra de las contradicciones, es que al sumar los puntos que componen la evaluación da 97%, por lo que se había acordado que como principio de favorabilidad a los maestros se les diera tres puntos que completarían el total, pero eso tampoco se aplicó. En términos generales faltan ocho puntos en las evaluaciones: tres por el principio de favorabilidad y cinco de la encuesta”, explica el profesor.

Por lo anterior, el pasado 23 de junio, cuando los docentes recibieron los resultados de 20 mil personas, encontraron los incumplimientos. Además, dicen que faltaron 13 mil. “A unos no les sumaron todo y a los otros no les sacaron ningún resultado. Tampoco se sabe cómo fue la evaluación del video ni los criterios para las encuestas y eso se debe saber si la gente quiere interponer un recurso”, explica Pedro Arango.

Los docentes también están molestos por la cantidad de normas que emite el Ministerio de Educación, y que según ellos genera una inseguridad jurídica porque cambia otras normas sin consultarle al magisterio. “Lo hacen para adecuarse a las directrices de la OCDE en pro de la privatización de la educación. Es una guerra laboral que hay contra el magisterio por parte del Ministerio de Educación”, expresa el directivo del magisterio.

El tercer tema de mayor importancia, son las deudas del Gobierno con los profesores, generadas por temas como el ascenso, la reubicación, difícil acceso y primas extralegales, que hasta el momento no han cancelado como se comprometieron en mayo de 2015. Estas ascienden a 300 mil millones de pesos.

“No nos pagan a pesar de que en el Plan Nacional de Desarrollo se aprobó un artículo de la concurrencia, es decir que si en los territorios no podían pagar, la nación concurría para ese pago, ahora nos dicen que no hay plata ni en la nación ni en los territorios”.

Por temas como los anteriores, se rompieron las relaciones entre la Federación y el Ministerio de Educación, y pusieron a los maestros a planear un paro nacional. Al cierre de esta edición de VOZ, los docentes esperaban una reunión directa con el presidente de la República, Juan Manuel Santos, para que se comprometiera y de esta manera evitar el cese de actividades. “Esta Ministra (Gina Parody) no fue capaz, y si el Presidente no nos atiende nos vamos a paro indefinido”, concluyó Pedro Arango.

Comments are closed.