Preencuentro de campesinos, víctimas e indígenas en Quindío

Se permitió trabajar en reflexión colectiva diversos temas como territorio, educación y política

Protesta de campesinos cafeteros del Quindío. Foto Archivo.

Protesta de campesinos cafeteros del Quindío. Foto Archivo.

Sara Leukos

Hacia el año 2013 se realizó el primer paro agrario reciente. En ese trayecto un grupo de campesinos, líderes sociales y comuneros del departamento del Quindío asistieron con su presencia al sitio designado a la altura de Calarcá. Este encuentro geográfico y político permitió una gran participación y un derrotero para ir construyendo escenarios de vida. Se inició la constitución de la Asociación de Trabajadores Campesinos Sin Tierra del Quindío (Astracaquin), que bajo una reflexión colectiva sobre el territorio, participación, educación y política han gestado un trabajo organizativo alrededor de temas que tienen que ver sustancialmente con las implementaciones de un modelo neoliberal y sus cauces guerreristas:

—La población indígena y campesina víctima del conflicto y la guerra que se ha propiciado en el Quindío.

—El tema de la megaminería en el Quindío, donde la Anglogold Ashanti está detrás de la concesión minera en el municipio de Salento, bajo 3.142 hectáreas, poniendo en riesgo la palma de cera, símbolo nacional de Colombia que hace parte del Valle de Cocora, donde hace parte de un segmento del Parque Nacional Natural Los Nevados. El municipio de Salento provee de agua a los municipios de Circasia en un 70%, también a Armenia, Calarcá, La Tebaida.

—La penetración y la explotación agroindustrial de la compañía multinacional Smurfitt Kappa Cartón Colombia a los territorios, básicamente en la microcuenca Las Pizarras que abastece el acueducto de Pijao.

—El gran deterioro y desequilibrio urbanístico que se ha gestado en el departamento del Quindío.

—La implementación de la Zidres en contravía a lo acordado en la mesa de diálogo de La Habana sobre las Zonas de Reserva Campesina.

—La implementación represiva del Código Nacional de Policía, bajo una ley de gran dispositivo represor que va en contravía de la vida de cada uno de los colombianos y de la protesta social como mecanismo de expresión democrática.

Resistencia y avances sobre el territorio

“El movimiento campesino al servicio de los campesinos y no de los terratenientes” Líder popular Quindiano-Astracaquin

El día 9 de julio en Armenia se llevó a cabo bajo la convocatoria de Astracaquin: Asociación de Trabajadores Campesinos Sin Tierra del Quindío el Preencuentro de campesinos, víctimas e indígenas en el departamento del Quindío. Allí se permitió trabajar en reflexión colectiva diversos temas como territorio, educación y política:

Astracaquin ha venido configurando temas sociales bajo un gran debate con la comunidad en los diversos territorios del Quindío. En este evento del 9 de julio, Astracaquin configuró de manera participativa bajo una gran propuesta colectiva con la población campesina de los municipios de Buenavista, Montenegro, Calarcá, Charalá, Palogordo, Quimbaya, Circasia, Filandia y con presencia de población de algunos barrios de Armenia, como un grupo de indígenas de la etnia embera chamí de desplazados. Así, de manera gradual, organizada y reflexiva, la comunidad realizó un pronunciamiento el día 9 de julio sobre los siguientes temas como continuación del trabajo:

1-Se solicita a la Mesa de diálogos de La Habana se conceda una audiencia a una delegación de campesinos del departamento del Quindío encabezados por líderes de Génova y La Tebaida.

2- Apoyo a la consulta popular contra la megaminería en el departamento del Quindío.

3- Continuar la organización e impulsar la Cumbre social y popular del Quindío- 2016.

4- Fortalecer el Cabildo Abierto sobre el tema del incumplimiento institucional a las víctimas de la población en el Departamento del Quindío.

La declaración de los puntos anteriores dados por Astracaquin, como organización colectiva, muestran el gran compromiso alrededor de los asuntos que están afectando a la población y bajo temas de gran sensibilidad territorial que afectan el departamento del Quindío. Ello permite que se avance de manera organizada y se abra un debate y se continúe bajo una gran reflexión para hacer validar los derechos de los territorios y de una población que aún no sale de las graves injusticias sociales en que se encuentra sumergida por el gran trazo del modelo neoliberal y las tenazas ideológicas fascistas que de manera soterrada viajan por la Cordillera Central.

Agencia Prensa Rural

Comments are closed.