Cacerolazo contra alza tarifaria se sintió en toda Argentina

En la capital, las principales concentraciones a pesar de la lluvia tuvieron lugar en el Obelisco, en Olivos frente a la mansión presidencial y en las esquinas de San Juan y Boedo, y Corrientes y Medrano. Pero también hubo “cacerolazos” en prácticamente todos los barrios de la ciudad.

Foto: Malena Quinteros, Notas.

Foto: Malena Quinteros, Notas.

Una gélida lluvia nocturnal no impidió que millares de argentinos salieran a las calles en ciudades del país a protestar contra la descomunal alza de las tarifas de la luz, gas y agua decretada por el Gobierno.

Sonando, bocinas, golpeando calderos, soplando silbatos, tocando bocinas, la noche en Buenos Aires y en decenas de localidades más por el país se llenó de un gran “ruidazo” contra las políticas de ajuste que impulsa la administración del presidente Mauricio Macri, que se extendió hasta la medianoche.

Masiva fue la respuesta a la convocatoria por las redes sociales para protestar, principalmente contra los desmedidos tarifazos impuestos por el Gobierno en los servicios públicos, pero también se manifestaron contra la desbandada de la inflación y la pérdida de poder adquisitivo del salario.

En la capital, las principales concentraciones a pesar de la lluvia tuvieron lugar en el Obelisco, en Olivos frente a la mansión presidencial y en las esquinas de San Juan y Boedo, y Corrientes y Medrano. Pero también hubo “cacerolazos” en prácticamente todos los barrios de la ciudad.

A medida que transcurría la noche, se sumaban más personas a la protesta. También hubo concentración frente al Congreso de la Nación, y a lo largo de la calle Pellegrini, paralela a la avenida 9 de Julio, centenares de manifestantes caminaron sosteniendo una bandera argentina de 100 metros de largo, constató Prensa Latina.

El cacerolazo contra las políticas de la administración Macri también se hizo sentir en el resto del país. Hubo protestas en casi todas las ciudades del conurbano bonaerense, en La Plata y en el interior en Córdoba, Neuquen, San Luis, Viedma (Río Negro).

Por resoluciones del Ministerio de Energía y Minería primero las facturas del gas llegaron, como en provincias de la Patagonia, con cobros de hasta dos mil 200 por ciento de aumento. La electricidad subió en 700 por ciento para los particulares.

Luego que varios juzgados suspendieron por amparos legales la aplicación de los desmedidos aumentos, el Gobierno redujo la tarifa al 400 por ciento de incremento, pero el Senado lo consideró insuficiente y aprobó cuatro resoluciones para suspender la aplicación, mientras la Corte Suprema solicitó al Ejecutivo información detallada sobre el tarifazo.

Prensa Latina

Comments are closed.