Clavos calientes

Aída en Rionegro

La “gran prensa” ignoró el contundente discurso de la ex constituyente y presidenta de la Unión Patriótica. Aída Avella, en la celebración en Rionegro, Antioquia, del 25 aniversario de la Constitución Política de Colombia de 1991, hizo serios cuestionamientos de la situación colombiana y denunció la corrupción en las alturas del poder que nada tiene que ver con el espíritu de la constituyente de renovar las costumbres políticas y de la ética que deben tener los funcionarios del Estado.

Reclamó la ausencia de garantías políticas y cuestionó la actividad del procurador Ordóñez que anda de la mano de los bandidos que promovieron el paramilitarismo. Criticó que en la Corte Constitucional permanezcan los magistrados Pretelt y Rojas, que gozan de impunidad por delitos que son investigados.

Ordóñez, aprovechado

El Sindicato de la Procuraduría General de la Nación criticó al procurador Alejandro Ordóñez porque hace campaña política a costa del presupuesto de la entidad. Toda la actividad de Ordóñez contra la paz es financiada con los dineros de los colombianos, mientras no atiende el despacho que tiene como función proteger los derechos humanos de los ciudadanos. El procurador promueve la guerra y la confrontación armada en contravía del mandato constitucional que ampara el derecho a la paz.

Encuesta de diario guajiro

Encuestas periodísticas en La Guajira le dan amplia mayoría de favorabilidad al jefe guerrillero Joaquín Gómez, quien superó a políticos tradicionales del departamento. La Guajira es una de las regiones colombianas más afectada por la corrupción de la clase política tradicional y de sus gobernantes. El ex gobernador Francisco “Kico” Gómez está detenido por paramilitarismo. Sus habitantes quieren reemplazar a la dirigencia política local, a la que califican de corrupta y contaminada de delitos.

Condenado “Rojas”

Un juez de Aguadas, Caldas, condenó a Pedro Pablo Montoya Cortés, alias Rojas, por el asesinato del jefe guerrillero Iván Ríos, a una pena de 18 años de prisión. El fallo tiene fecha del 24 de junio del presente año. Como se sabe el desertor “Rojas” mató a Iván Ríos y como prueba de ello, para demostrarlo ante las autoridades y a efectos de cobrar la recompensa, le amputó la mano. Al criminal le pagaron 800 millones de pesos de los cuatro mil millones que ofrecían, pero no se los entregaron sino que fueron consignados para indemnizar a las víctimas. No le fue bien a “Rojas” en sus cálculos de hacer negocio con la muerte de Iván Ríos. Lo condenaron por el asesinato y no le dieron la recompensa.

Comments are closed.