Un pueblo comunicador construye democracia

Los medios de comunicación populares y alternativos son lo principal, porque a través de estos se manifiestan las voces del pueblo que son la mayoría.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Renata Cabrales

Durante el Foro Latinoamericano y Caribeño de Comunicación Popular y Comunitaria en Quito, Ecuador, realizado los días 28, 29 y 30 de junio de 2016 por Ciespal y Flacso, se dieron cita diferentes países de Latinoamérica como Cuba, Argentina, Bolivia, Colombia, Venezuela, entre otros, para manifestar sus inquietudes sobre el poder hegemónico de los medios de comunicación al servicio del modelo económico neoliberal y cómo el pueblo debe promover los medios de comunicación populares y alternativos para hacer eco de esas voces que no están siendo escuchadas, para de esta forma luchar contra la hegemonía de los medios de comunicación comerciales y ejercer poder popular a través de otras formas de comunicación.

Coinciden las y los ponentes en que los medios de comunicación populares y alternativos no son lo otro, sino, lo contrario, son lo principal, porque a través de estos se manifiestan las voces del pueblo que son la mayoría.

La comunicación comunitaria y alternativa es la principal porque a través de esta el sujeto va más allá y se apodera de procesos y se convierte en protagonista de la información que se está transmitiendo.

Así lo advierte Palmira Chavero, docente investigadora de Flacso: “Desde Flacso estamos intentando romper las barreras que nos separan de la ciudad, solo si trabajamos juntos alcanzaremos una transformación, al aprender de cada uno de nosotros a través de la comunicación comunitaria y popular. Caminemos y pensemos juntos cómo situarnos desde la comunicación comunitaria en la comunicación protagonista”.

Poder popular en Venezuela

Llama la atención el tema de los medios de comunicación en Venezuela. Por el vecino país, fue invitada al foro, la exministra de comunicación y vicepresidenta de Movimientos sociales del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Blanca Eekhout, quien advierte que el objetivo ha de ser tener un pueblo comunicador.

Blanca Eekhout fue además, fundadora de Catia TV (primera televisión comunitaria), Vive TV, durante el gobierno de Hugo Chávez, así como también, parlamentaria de la Asamblea Nacional. Catia TV, primera televisión comunitaria, habilitada en el país en el año 2002, permitía un proceso de democratización de los medios de comunicación del país bolivariano, pues se había entregado la televisión pública al sector privado, pero al llegar Chávez al poder, se detiene este desmantelamiento con el inicio de la Revolución Bolivariana.

El 11 de abril de 2002 durante el golpe de estado que derrocó por dos días al presidente del país, Hugo Chávez, se suspendió la transmisión del canal Catia TV. Después de la restitución del orden constitucional retoma las transmisiones hasta el 10 de julio de 2003. Hasta el 11 de julio de 2004 el canal inicia sus transmisiones con mayor cubrimiento y desde una sede propia.

Asegura Eekhout que en el golpe mediático de abril de 2002, contra el comandante Chávez, participaron la Iglesia y los partidos tradicionales y que el golpe fue dirigido por los medios privados.

Pero debido a la comunicación popular, comenta, el pueblo se hizo comunicador y construyó además, otra forma de comunicación como los murales, con imágenes que registraron lo sucedido y se pudo demostrar que sí estaba ocurriendo un golpe, “porque solo al buscar la verdad el pueblo logró transformar la realidad y construir una democracia participativa y protagónica. La soberanía del pueblo es intransferible y este tiene que ejercer su derecho a la comunicación que es lo que nos permite la vida en sociedad. El pueblo es visible, es activo, recibe y emite información desde sus luchas”.

Sobre la ley de Responsabilidad Social de Radio y TV la exministra advierte que había cuotas de producción independiente, pues los privados aún controlaban los contenidos. Ley de responsabilidad hace que se respete el derecho de los niños a una programación que no esté infundida en la violencia, que se interesa por formar ciudadanos críticos y con derecho a recibir información veraz y diversa. Pero aún sigue parte del espectro en manos de los privados.

En cuanto a la satanización contra Venezuela, comenta la ponente que “cualquier avance es transformado en ataque a la libertad de expresión, que el Estado decide no renovar la concesión a un medio privado y se le acusa de haber violado la libertad de expresión. Cualquier cosa es tergiversada. Para construir poder democrático se necesita un pueblo comunicador. Hay aún un modelo de democracia burguesa y no se pueden instaurar gobiernos que violenten los avances de los pueblos. Sobre la democracia burguesa es imposible crear revoluciones. La comunicación es un arma fundamental para la liberación”.

Venezuela se solidariza con la paz de Colombia

En una conversación con VOZ, la exministra venezolana nos habla sobre la importancia del poder popular, de un poder popular “que nos permitirá construir la democracia. La democracia participativa que tiene como cimiento el socialismo, la solidaridad y el amor. América Latina ha tenido grandes progresos. Y la única forma de lograr esta alternativa es ir construyendo la organización del pueblo capaz de tomar el poder. Esta es la única labor que tenemos para lograr una humanidad que pueda tener futuro. Hablamos del pueblo comunicado porque va más allá de los medios. La comunicación popular es un acto permanente que se facilita, a través de herramientas como las redes sociales, pero se debe tomar la palabra y ser nosotros mismos la comunicación”.

Acerca del proceso de paz en Colombia, observa que “en primer lugar la paz en Colombia es nuestra causa y el destino de Colombia es nuestro futuro, así que estamos comprometidos y apostándole a esa paz, esa paz es inevitable e irreversible, va a ser una batalla dura porque según dijo Gandhi, la paz es un camino, no es un punto de llegada, no es que ya llegamos, pero es el camino que tenemos que transitar todos y todas y vamos a pasar por muchas emboscadas, trampas, manipulaciones, pero la conciencia y la verdad van a prevalecer y estoy segura que con el acompañamiento que el mundo está dando y con la fuerza histórica del pueblo colombiano, vamos a poder avanzar… Pero lo decía en la conferencia, Colombia no puede sola sin una unidad latinoamericana y estamos en esa fase, nuestros pueblos van a lograr dar el salto de unidad para garantizar la paz, la vida y el futuro de todas y todos”.

Comments are closed.