Caótica la educación en el municipio de Líbano, Tolima

Estudiantes de la vereda Patio Bonito en cese de actividades. Según el pliego petitorio son necesidades que llevan más de 19 años sin ser resueltas y por el contrario, deteriorándose cada día más.

Líder Comunitario, Luis Ángel Alonso Díaz. Foto Nelosi.

Líder Comunitario, Luis Ángel Alonso Díaz. Foto Nelosi.

Nelson Lombana Silva

El líder comunitario de Líbano (Tolima), Luis Ángel Alonso Díaz, se lamenta de la situación dramática que vienen viviendo los estudiantes de la vereda Patio Bonito de esta municipalidad, quienes acosados por las necesidades más elementales tuvieron que irse a cese de actividades.

Según el pliego petitorio son necesidades que llevan más de 19 años sin ser resueltas y por el contrario, deteriorándose cada día más. El arreglo de las unidades sanitarias y el pozo séptico hacen parte de las necesidades básicas que adolece esta comunidad estudiantil veredal.

No tiene la institución agua potable. Adicionalmente, solicitan los estudiantes el mejoramiento del parque infantil, agilizar los trámites de la escritura pública del colegio y de las sedes anexas para poder solicitar con más facilidad las ayudas del gobierno nacional.

Se viene pidiendo también el refrigerio escolar puntual y de calidad como venía sucediendo el año anterior. Derecho a la recreación y al deporte. Arreglo de las sedes anexas, las cuales se encuentran en estado deplorable, herramientas y materiales pedagógicos. Adicionalmente, la comunidad estudiantil solicita el cambio de rector por cuanto Aicardo Sánchez Vargas no cumple con las expectativas de la comunidad estudiantil.

Un acápite de un comunicado de prensa señala esta comunidad estudiantil: “Desde hace ya 19 años la falta de una solución real y efectiva al problema del agua en nuestra institución y nuestra comunidad no ha permitido que sea efectiva y pertinente nuestra formación educativa, por ello hacemos un llamado a la comunidad para que nos apoye y nos rodee en ejercicio de nuestros derechos. Es urgente que la comunidad educativa y la población que vive la misma situación, tomemos conciencia y actuemos para buscar una solución eficaz que mejore la calidad de vida y de educación de todas las personas”.

El llamado dramático que hace esta comunidad estudiantil de la vereda Patio Bonito del municipio de Líbano (Tolima), no es un caso aislado y circunstancial en Colombia. Por el contrario. Es la constante. La educación es tenida como la cenicienta, mientras que rubros para la guerra en vez de disminuir ahora que se vislumbra la posibilidad de un postacuerdo con el movimiento insurgente de las FARC – EP, aumenta poderosamente.

Eso lo entiende el líder comunitario Luis Ángel Alonso Díaz. Por eso, se une a la solicitud de los estudiantes demandando del alcalde, gobernador y presidente de la república, hechos concretos para solucionar esta problemática, por cuanto ella es caldo de cultivo de la cruda violencia que por décadas ha sufrido Colombia.

“Por estos días – dijo un ex concejal de esta municipalidad – visitó el municipio el gobernador uribista, Óscar Barreto Quiroga, con el aspaviento de que el causante de toda la problemática en la zona norte del Tolima era Hernando Jaramillo Orozco, comandante Guadalupe del ELN y que por lo tanto su aprehensión era un triunfo para festejar todos. Qué mentira”, subrayó.

Hay consenso en la comunidad municipal que mientras no se resuelvan estos problemas o el de la salud, las posibilidades de paz serán muy difíciles, por cuanto la paz es producto de la justicia social.

Comments are closed.