Rechazo a la urbanización de la van der Hammen en Bogotá

Peñalosa pone en riesgo ecosistemas del Distrito y facilita negociación de sector inmobiliario

IMAGEN-16508965-2

Ante los anuncios del alcalde Enrique Peñalosa de solicitar a la CAR la sustracción de partes de la Reserva Forestal Thomas van der Hammen para la ampliación de tres vías en desarrollo de su proyecto expansionista de ciudad el Partido Comunista expresa su rechazo en tanto:

—El discurso del alcalde pretende supeditar la existencia y protección de la estructura ecológica principal de la ciudad al desarrollo de proyectos de desarrollo urbano en donde pasemos de pensar en los servicios ecosistémicos integrales para la ciudad y la región a tener en cuenta los componentes de la EEP como accesorios paisajísticos de dichos proyectos.

—La afirmación del alcalde en la que compara la Reserva Thomas van der Hammen con cualquier otro potrero de la ciudad muestra su desconocimiento sobre los elementos orográficos y geológicos de la reserva, en ese sentido desconoce más de una década de estudios sobre la importancia de esta zona de la ciudad en tanto permite la conectividad de los cerros orientales y el cauce del río Bogotá, y la posibilidad de recuperar en sus territorios fauna y flora propia de la sabana como mecanismo de recuperación de la memoria y la identidad ambiental de la ciudad y la región.

—La reserva hoy no es un bosque nativo pues los múltiples intereses de desarrollo inmobiliarios de los propietarios de algunos terrenos aledaños o parcialmente inmersos en la reserva han dificultado por décadas la intervención estatal en esta zona, luego de la declaratoria como suelo de protección ambiental, la ciudad inició el proceso de compra y adecuación del terreno, así como la siembra de árboles en lugares estratégicos de la Reserva, si hoy se interrumpe este proceso, pese a la importancia de la reserva, seguirá viéndose como un potrero y no se aportará desde ella, a la importante deuda que la ciudad tiene con sus habitantes, especialmente en la zona norte de la ciudad.

—Pretender sustraer parte de la reserva para desarrollar proyectos como la ALO no es solamente una condena a la ciudad en relación a la conectividad de la reserva sino, también una condena a los humedales de la zona noroccidental de la ciudad y una demostración más del autoritarismo con el que se maneja esta alcaldía. El proyecto de la ALO ha demostrado su importancia y urgencia de desarrollo especialmente en el sur de la ciudad, por lo que en administraciones anteriores se había avanzado en la compra de predios y la preparación de la licitación necesaria para el inicio de la obra; paralelo al desarrollo de este proceso, en la zona norte se estaban buscando alternativas de trazado para no afectar ni a los humedales ni a la reserva.

—Existen alternativas viables para solucionar el tráfico en el noroccidente de la ciudad si no se anteponen los intereses inmobiliarios de los terratenientes e inversores, poner verdaderamente el lente en el desarrollo integral de la ciudad, no es chantajear a las instituciones para que fallen en una u otra dirección.

Por lo anterior, insistimos en llamar a la movilización ciudadana tanto en defensa de la reserva como en el proceso de revocatoria a esa nefasta alcaldía que iniciaremos desde la primera alborada del próximo año, pues pese a los anuncios, con estas actuaciones lo que se demuestra es la incapacidad de esta administración para construir en democracia, en diálogo con todos los actores e intereses de la ciudad, en resumen su incapacidad de construir paz acorde con el momento que atravesamos como país.

Bogotá, 27 de julio de 2016

Partido Comunista Colombiano
Comité Distrital Mario Upegui Hurtado

Comments are closed.