Suenan las motosierras

En lo que va de 2016, 124 personas han sido capturadas por tráfico ilícito de madera. La Policía ha hecho 29 operativos, incautando 4.187 metros cúbicos de madera e inmovilizando 87 vehículos.

La depredación del bosque tropical afecta el equilibrio de la naturaleza. Foto Archivo.

La depredación del bosque tropical afecta el equilibrio de la naturaleza. Foto Archivo.

El tráfico de madera deja millonarias ganancias para los delincuentes y pérdidas irreparables al medio ambiente. Se calcula que el país ha perdido 140 mil hectáreas de bosque tropical.

En lo que va de 2016, 124 personas han sido capturadas por tráfico ilícito de madera. La Policía ha hecho 29 operativos, incautando 4.187 metros cúbicos de madera e inmovilizando 87 vehículos.

La mayoría de capturados quedan en libertad, pues los delitos son excarcelables.

El tráfico de madera es tan lucrativo que las mafias se interesaron, cobraron impuesto y luego se dedicaron a ordenar la tala de bosques. Tienen grupos armados para proteger su negocio.

Caquetá, Antioquia, Putumayo, Meta, Guaviare, Norte de Santander, Chocó, Nariño y Amazonas son los departamentos más afectados. La cadena criminal arranca en la ubicación de zonas protegidas, campaneros que alertan de la llegada de extraños y maquinaria. Instalan aserraderos en la selva y transportan la madera con vehículos alquilados o por ríos.

Con la desarticulación de Los Sierreros, la Policía pudo conocer cómo la madera que salía de manera ilegal termina incluso en Europa: le compraban la madera a las mafias, la llevaban a las principales ciudades y la mezclaban con la legal, la distribuían en aserraderos y la exportaban con documentación amparada.

Así lograron traficar 20 toneladas semanales de árboles nativos ubicados en territorios como el Parque Nacional Natural Munchique, en El Tambo (Cauca).

La Fiscalía investiga a las empresas de carga, a las autoridades, a los exportadores y distribuidores que se sumaron a la cadena criminal que deja enormes parches en medio de la selva.

Comments are closed.