Un enfoque histórico en los acuerdos de paz

Los pactos de paz de La Habana tendrán una perspectiva de género. La Subcomisión de género de las FARC-EP ratificó su compromiso de ser protagonista en la construcción de la paz con justicia social.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Renata Cabrales

Las delegaciones del Gobierno Nacional y las FARC-EP dieron a conocer, el domingo 24 julio de 2016, en La Habana, Cuba, el resultado de la inclusión del enfoque de género en los acuerdos que hasta el momento se han alcanzado en la Mesa de Conversaciones.

Históricamente, esta inclusión de enfoque de género en un proceso de paz, no tiene antecedentes y su objetivo principal es crear las condiciones justas para que las mujeres y personas con identidad sexual diversa puedan acceder a los beneficios de vivir en un país en paz.

Según la oficina del Alto Comisionado para la Paz, el enfoque de género constituye un hecho de igualdad para que hombres, mujeres, homosexuales, heterosexuales y personas de cualquier identidad diversa se beneficien y no sea asunto de una población específica.

Fue la misma subcomisión de género la encargada de revisar e incluir el enfoque de género en los puntos 1: “Hacía un Nuevo Campo Colombiano: Reforma Rural Integral”, 2: “Participación Política, Apertura democrática para construir la paz” y 4: “Solución al Problema de las Drogas Ilícitas”, y acompañó a la construcción del punto 5: “Víctimas” y los acuerdos alcanzados hasta el día de hoy en el punto 3: “Fin del Conflicto”.

Todo, alrededor de ocho ejes temáticos: “Acceso y formalización de la propiedad rural en igualdad de condiciones; garantía de los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres y personas con identidad sexual diversa del sector rural; promoción de la participación de las mujeres en espacios de representación, toma de decisiones y resolución de conflictos; medidas de prevención y protección que atiendan los riesgos específicos de las mujeres; acceso a la verdad, a la justicia y a las garantías de no repetición; reconocimiento público, no estigmatización y difusión de la labor realizada por mujeres como sujetas políticas; gestión institucional para el fortalecimiento de las organizaciones de mujeres y movimientos LGTBI para su participación política y social, y sistemas de información desagregados”.

Al evento asistieron e hicieron un gran acompañamiento mujeres expertas en el tema de género a nivel mundial, como Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de la Organización de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer – ONU Mujeres; Zainab Bangura, representante especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Violencia Sexual en los Conflictos Armados; Luiza Carvalho, directora regional para las Américas y el Caribe de ONU Mujeres; Belén Sanz, representante de ONU Mujeres en Colombia; Martha Ordóñez, Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, entre otras figuras no menos importantes, a quienes ambas delegaciones agradecen su presencia.

Comments are closed.