Cartas

Polémica sobre el nacionalismo

A continuación unas palabras sobre el artículo “El nacionalismo”, publicado en la sección Teoría y Crítica de la edición del 6 de julio de 2016. Me parece muy complicado la suerte de apología del nacionalismo que hace el autor en su artículo. Lo es porque en primer lugar es contradictorio que nuestro Partido, que defiende principios del marxismo como el internacionalismo y la solidaridad con los pueblos oprimidos publique en su principal órgano de prensa la defensa de un valor propiamente burgués. Recordemos precisamente las razones de la ruptura de la II Internacional y la terrible coyuntura de la I Guerra Mundial, una guerra imperialista que terminó usando al proletariado como carne de cañón.

En segundo lugar, desde el punto de vista de la teoría crítica y las ciencias sociales, el autor realiza una serie de afirmaciones que son cuando menos, desafortunadas. Me explico. De entrada el autor nos presenta la idea de una suerte de identidad nacional esencial colombiana, que hunde sus raíces en las comunidades indígenas existentes antes de la llegada de los españoles. Con esto se comete un exabrupto histórico, al aplicar a las sociedades precolombinas un concepto construido desde el siglo XVIII en Europa. Pero más grave aún, el autor cae en la trampa del ideario nacional, al creer que la nacionalidad es un elemento esencial, ahistórico y transversal al devenir de una sociedad. Grave error.

El nacionalismo es un fenómeno relativamente nuevo, relacionado con el surgimiento del Estado moderno y del capitalismo. Es una construcción histórica, que ha servido de sustento ideológico al liberalismo para romper formas de asociación comunitaria, haciendo creer a la gente que todos los habitantes de un territorio de un estado tienen algo en común porque comparten virtualmente elementos como la lengua o la historia.

Pero esta idea conlleva una lectura amañada de la historia, afirmando, por ejemplo que los celtas eran básicamente ingleses, o que los alemanes eran básicamente germanos; que los españoles existían desde el siglo VII cuando la península fue invadida por los árabes. Y no es doctrinario afirmar cosa semejante. Fue Eric Hobsbawm, historiador y militante comunista inglés, quien investigando la teoría política y los procesos sociales europeos desde el siglo XVIII, nos ha mostrado cómo el nacionalismo es un fenómeno propio de la construcción del mundo moderno. Muchas gracias por la atención. Atentamente, Miguel León (vía Internet).

Manifestación nacionalista gallega. Galiza Foto via photopin (license)

Manifestación nacionalista gallega. Galiza Foto via photopin (license)

EI caballo de Troya

En el número de julio 6 de 2016, pag. 16, en el artículo titulado” Terrorismo: duro de matar”, su autor Ricardo Arenales, afirma que el EI, es víctima de la acción militar sostenida por una coalición de países occidentales incluida Turquía. ¿Víctima? No de los Estados Unidos ni de Turquía países que le han dado toda clase de armas y dinero. De manera perversa han sostenido este engendro del imperio EI, que no es ni Estado ni Islámico.

Muy guardadas las proporciones, es como el frente “Cacica la Gaitana” montado aquí por el “doctor Ternura” y sus amigos, jurando que era un frente de la FARC. Señor Arenales ¿Usted le creyó al “doctor Ternura”? El EI es un caballo de Troya contra los países donde el imperio lo implanta y, lo peor, contra el Islam. Atentamente, Mercedes de Álvarez (vía Internet).

Sí al referendo

La OCP seccional Villavicencio respalda la paz con justicia social y hace un llamado vehemente a las distintas organizaciones pensionales, sociales, comunales, independientes, intelectuales, demócratas, indígenas, afrocolombianos, a todas las fuerzas políticas y religiosas, todos como una sola personas. Refrendemos con el sí el proceso de paz, cerrándole el camino al uribismo que engaña al pueblo que sufre de amnesia siguiendo la guerra y tapando lo nefasto que ha sido en su carrera política. Bonifacio Medina, presidente Seccional Meta (vía Internet).

Comments are closed.