FARC-EP y Gobierno colombiano firman protocolos para cese al fuego

Tales documentos, rubricados también por las naciones garantes del proceso de paz en el territorio suramericano, Cuba y Noruega, constituyen una concreción de lo pactado el 23 de junio pasado, cuando se trazó una hoja de ruta para esas medidas.

Humberto de la Calle e 'Iván Márquez', jefes negociadores en los diálogos de paz. Foto: Efe.

Humberto de la Calle e ‘Iván Márquez’, jefes negociadores en los diálogos de paz. Foto: Efe.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) y el Gobierno de ese país firmaron hoy en La Habana los protocolos y anexos del acuerdo sobre cese al fuego y de hostilidades, y la dejación de armas.

Tales documentos, rubricados también por las naciones garantes del proceso de paz en el territorio suramericano, Cuba y Noruega, constituyen una concreción de lo pactado el 23 de junio pasado, cuando se trazó una hoja de ruta para esas medidas.

De acuerdo con el jefe de la delegación gubernamental, Humberto de la Calle, ahora se cuenta con un plan muy detallado con fechas concretas y procedimientos exactos.

Los protocolos establecen, entre otros puntos, que el mecanismo tripartito compuesto por el Ejecutivo, la guerrilla y un grupo de observadores internacionales tendrá presencia en las 23 zonas veredales y en los ocho puntos de normalización las 24 horas del día.

Al mismo tiempo, determinan que la Organización de Naciones Unidas (ONU) podrá entregar reportes con recomendaciones en caso de que se presenten incidentes y definen 36 compromisos en las conductas y normas a seguir para no afectar a la población civil.

En ese sentido, las partes convinieron que el proceso de dejación de armas no comprometa el normal desarrollo de la vida de personas en las zonas veredales, las cuales contarán con un área de recepción para atender a quienes lleguen a las mismas.

Las FARC-EP y el Gobierno expresaron, además, que la dejación de armas es un proceso técnico, trazable y verificable, y que la ONU recibirá la totalidad del armamento para destinarlo a la construcción de tres monumentos.

Durante el acto de firma de los protocolos se conoció que desde la semana próxima delegados de la insurgencia, la ONU, el Ejecutivo y los países garantes iniciarán una visita de reconocimiento de carácter técnico para delimitar las Zonas Veredales Transitorias de Normalización.

También ubicarán los Puntos Transitorios de Normalización y sus respectivas Zonas de Seguridad, para que sean definidas posteriormente por la mesa de conversaciones instalada en La Habana desde finales de 2012.

En sentido general, los protocolos comprenden medidas para garantizar la seguridad y protección de personas, mecanismos de monitoreo, rutas, dispositivos en el terreno, y directrices sobre manipulación, almacenamiento, transporte y control de armamento y explosivos.

Los acuerdos alcanzados por las partes hasta el momento buscan poner fin a un conflicto armado que ha dejado unos 300 mil muertos, casi siete millones de desplazados de sus lugares de origen y al menos 45 mil desaparecidos.

Prensa Latina

Comments are closed.