Cartas

Cuidado con la información

Un saludo caluroso a todo el equipo de VOZ y en compañía de la mutua construcción de paz. La edición 2846, página “Jaque Mate”, sección “Clavos Calientes”, párrafo “La Seguridad de Uribe”. Con desconcierto leímos e hicimos cuentas y hay incoherencia en los datos. Ejemplo: $18,000’000,000 × 6 años = $108,000’000,000, ustedes colocaron $54.393 millones. Otra inconsistencia es el número de personas, no coincide con armas, chalecos, teléfonos móviles. Teniendo en cuenta que son datos recopilados de otra fuente, hay que tener expreso cuidado con la información ya que los lectores harían juicios al último editor sin tener en cuenta la fuente y al tratarse de informes incoherentes quedaría muy mal el semanario. Rodolfo Prieto (vía Internet).

el-nobel-de-las-matematicas-cuyo-teorema-era-falso-y-lo-que-nos-ensena-sobre-el-error

Odios e injusticia

Interesante conocer sobre la vida de la líder Yira Castro. Se menciona en el artículo “…que presagiaba, que la lucha en Colombia no iba a ser eterna y algún día, más temprano que tarde, los odios tendrían que ser cosa del pasado…”. En mi opinión no son los odios, sino la injusticia, los robos al erario, la hipocresía burguesa y demás bestias del pantano, los que tienen que ser cosas del pasado. Para lograrlo hay que combatir, no odiar, para no caer en la lógica culpabilista y moralista de la filosofía clásica, que nos tiene atados con libros y manuales de autoayuda y pensamiento positivo. Cordialmente, Víctor Julio Sánchez Mora (vía Internet).

El costo de vida

Rumiando convenientemente trillados mitos económicos, insisten los medios de comunicación, diaria y repetidamente, que la inflación se ha elevado a causa del paro de los camioneros, en tan sólo unos pocos días al 10 por ciento. ¿Cómo puede elevarse la inflación a causa de los camioneros? He aquí la prueba irrefutable: a primera vista, si vamos al supermercado o a la tienda encontramos los productos extraordinariamente caros. ¿Qué mejor evidencia? Sin embargo, como dice el viejo adagio, las apariencias engañan y junto a éstas se confabulan los medios sin explicar a fondo la cuestión, con el fin de desprestigiar ante los consumidores las demandas de los camioneros, y de modelar la opinión pública a favor de los productores y comerciantes.

Fundamentalmente, no es el paro el que misteriosa y automáticamente causa la inflación. El aumento en los precios es siempre un acto voluntario de los productores y distribuidores, de los dueños de los supermercados y expendios, que saben muy bien que al reducirse el abastecimiento de los víveres, dicho en términos económicos, al bajar la oferta, entonces la necesidad de los víveres, la así llamada demanda, se colocará por encima de la oferta; situación que permite a los productores y distribuidores subir los precios; situación que, ni cortos ni perezosos, aprovechan con el único propósito de conservar, o aumentar pescando en río revuelto, las tasas de ganancias.

Al culpar a los camioneros por la inflación se culpa a la víctima, se aprovecha la oportunidad de hacer negocio, y se cubre con una venda los ojos del consumidor. Juan Evangelista Duque (vía Internet).

Periódicos inservibles

Compañeros; adjunto foto de 50 periódicos totalmente inservibles para vender, razón por la cual no pudimos enviar el periódico que una organización campesina adquiere y lleva a las veredas de Tarazá. En espera de una respuesta frente a este grave problema de falta de revisión del mismo, esperamos una respuesta y que no se repita. Fraternalmente. Luis Antonio Mejía Mira (vía Internet).

Noticias relacionadas

Comments are closed.