Evo: “Quien tiene el poder energético, tiene el poder político”

En Bolivia, el imperialismo estrecha el cerco, los militares su alianza con el pueblo

Evo

Juan José Salinas

Dos noticias procedentes de Bolivia ilustran el hecho de que también este país hermano y su revolución democrática y socialista están bajo el ataque del imperialismo y ensayando formas de defensa.

También que la gran ventaja del gobierno de Evo Morales es su firme y estrecha relación con unas Fuerzas Armadas unidas en la defensa del carácter nacional de los recursos del subsuelo y en mantener la unidad del Estado plurinacional.

La primera noticia es de ayer y la segunda de hace unas pocas horas.

La primera habla de la injerencia de los Estados Unidos (que huelen sangre luego de haber acabado con las posibilidades de reelección de Evo inventándole un hijo) y la segunda de una iniciativa para galvanizar el antiimperialismo de los cuadros militares.

Me alegra que el gobierno boliviano haya reivindicada con énfasis al general Juan José Torres, quien fue secuestrado y asesinado en Buenos Aires por orden del dictador Hugo Bánzer Suárez en el marco del Plan Cóndor.

Nadie puede simbolizar mejor la alianza entre los militares y los trabajadores.

Pero lo más importante es lo que Evo Morales les dijo a los militares presentes que las políticas de guerra del imperio norteamericano apuntan ahora al control de la energía, el agua, las materias primas y el dominio científico y que “quien tiene el poder energético tiene el poder político”.

1. Bolivia acusó a EEUU de conspirar en su contra

El gobierno de Bolivia acusó al de Estados Unidos de “conspirar” en su contra a raíz de recientes reuniones entre un diplomático estadounidense y dirigentes opositores bolivianos.

“El gobierno de Estados Unidos no ha dejado de conspirar contra Bolivia; la derecha ataca por encargo de Estados Unidos”, afirmó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, durante una entrevista con medios estatales de comunicación.

La administración del presidente Evo Morales cuestionó la semana pasada reuniones que el encargado de negocios de Estados Unidos en Bolivia, Peter Brennan, mantuvo con dirigentes de partidos opositores locales.

La embajada estadounidense respondió que esos encuentros formaron parte de la tarea diplomática y aseguró su predisposición a mejorar la relación bilateral, disminuida desde que en 2008 Morales expulsó al embajador norteamericano y Washington respondió con una medida similar.

“No queremos pelearnos con Estados Unidos, solo relaciones de respeto”, dijo luego Quintana.

No obstante, el funcionario subrayó que el libro “Bolivia Leaks”, publicado recientemente y elaborado con documentos desclasificados y cables del sitio Wikileaks, “muestra la injerencia política de Estados Unidos entre 2006 y 2010 con la propia documentación oficial de Estados Unidos”.

“Es un libro que explica la manera tradicional del comportamiento intolerante y totalitario histórico de Estados Unidos con respecto a los países en América Latina”, agregó Quintana.

2. Morales inaugura una Escuela Militar Antiimperialista

Hispan TV

El presidente de Bolivia, Evo Morales, inauguró hoy la “Escuela Antiimperialista de los Pueblos del Abya Yala y de las Fuerzas Armadas Juan José Torres”, en el municipio de Warnes, departamento de Santa Cruz, con un discurso en el destacó el compromiso político y ético de esta institución con el país, la región y el mundo.

Morales destacó que la Escuela Antiimperialista de las FF.AA. tiene como objetivo promover la reflexión y el debate para construir un pensamiento antihegemónico.

“Esta escuela tiene un compromiso político y ético con el país, con la región y con el mundo, porque no sólo es justo, sino moralmente necesario vivir en condiciones de igualdad, de dignidad, hermandad y en complementariedad”, afirmó.

El jefe de Estado explicó que esa institución no sólo será para las Fuerzas Armadas (FF.AA.), sino también para los movimientos sociales porque “la Fuerzas Armadas y movimientos sociales son una sola yunta para defender a la patria”.

Además, Morales convocó a los movimientos sociales del mundo a sumarse a ese esfuerzo de la Patria Grande, para garantizar la soberanía del continente. La nueva doctrina de las FF.AA. en la región, afirmó, debe materializarse en un gran bloque estratégico, que contribuya a la paz, resuelva diferencias de forma pacífica, rechace la guerra por razones morales, políticas, sociales y económicas.

Un bloque que ejerza la diplomacia de los pueblos, evite la instalación de bases militares extranjeras, ejecute la lucha contra el capitalismo e imperialismo y defienda a la Madre Tierra, prosiguió Morales al enunciar otros objetivos de la nueva Escuela, que cuenta con un presupuesto de 5,5 millones de bolivianos [cerca de 2.300 millones de pesos colombianos, o 707 mil euros] para la gestión 2017.

El mandatario advirtió de que las políticas de guerra del imperio norteamericano apuntan ahora al control de la energía, el agua, las materias primas y el dominio científico, para después buscar el poder político en otros países. “Quien tiene el poder energético tiene el poder político”, remarcó.

En el acto participaron los ministros de Defensa de Nicaragua y Venezuela, Martha Ruiz Sevilla y Vladimir Padrino López, respectivamente; además del Alto Mando Militar y representantes de los movimientos sociales de Bolivia.

Pájaro Rojo

Comments are closed.