Vecinos optimistas con zona veredal en La Paz (Cesar)

Las comunidades campesinas de Los Encantos le damos la bienvenida a la zona veredal transitoria de normalización

Foto: El Pilón

Foto: El Pilón

Los dignatarios de las Juntas de Acción Comunal (JAC) de las veredas del corregimiento de Los Encantos de La Paz, Cesar, reunidos autónomamente para hacer un análisis de la coyuntura por la que atraviesa la región, después de un largo y enriquecedor debate en el que se presentaron distintas posiciones y lecturas, hemos acordado lo que a continuación se relaciona:

1. Saludar con optimismo el que nuestro corregimiento de Los Encantos haya sido escogido por la mesa de conversaciones de La Habana, Cuba, para la ubicación de una zona veredal transitoria de normalización en la que se llevará a cabo la dejación de armas y la reincorporación a la vida civil de las FARC-EP. Esta histórica decisión nos alegra profundamente, en lo fundamental, por las siguientes razones.

En primer lugar porque nos permitirá asistir como testigos de excepción a la transformación de un territorio que en el pasado reciente fue teatro de la guerra y de la violencia a uno que será un privilegiado escenario para comenzar a construir la paz territorial. En segundo lugar porque observamos que ya nuestra región comienza a adquirir una visibilidad en la agenda pública nacional y departamental que muy seguramente traerá consigo la intervención de la institucionalidad social del Estado y consiguientemente con ello vendrá la inversión social sobre la que ejerceremos estrecha veeduría para que no sea arrebatada por la atávica corrupción.

2. Dar la más fraternal y solidaria bienvenida a nuestro territorio a la Misión de Paz de la Organización de las Naciones Unidas y a todo su Mecanismo de Monitoreo y Verificación. A este respecto queremos expresar nuestra total disposición para contribuir en lo que se nos requiera para que este histórico proceso que se está llevando a cabo en Los Encantos llegue a feliz término.

3. Frente a los reparos del pueblo Yukpa en el sentido en que la zona veredal transitoria de normalización se ubicaría en su “territorio ancestral”, podemos decir lo siguiente: en primer lugar, que es una realidad incontestable que el corregimiento de Los Encantos hace parte, desde hace varias décadas, de un territorio campesino plenamente consolidado; en segundo lugar, tenemos confianza en que los responsables de su ubicación se apegarán estrictamente a los protocolos definidos, entre los que se destaca la exclusión de resguardos indígenas y las tierras colectivas de comunidades negras; y, en tercer lugar, para evitar equívocos públicamente ofrecemos parte de nuestras tierras para que en ellas sea ubicada la referida zona veredal.

4. Respaldar y avalar los más recientes pronunciamientos realizados por la Asociación Campesina de la Serranía del Perijá y la Mesa Regional de la Zona de Reserva Campesina del Perijá en el sentido en que en la región la construcción de la paz territorial y la configuración del buen vivir pasan necesariamente por el reconocimiento, la legalización y la titulación de las tierras poseídas y ocupadas por las comunidades campesinas, para lo cual la figura jurídica de la zona de reserva campesina, establecida en la ley 160 (de 3 de agosto) de 1994, ciertamente es una alternativa sumamente atractiva, al igual que el planteamiento de que la paz territorial en la Serranía del Perijá se debe traducir en un ordenamiento territorial que garantice la convivencia intercultural del pueblo Yukpa y las comunidades campesinas.

5. Hacer un llamado para que en el inmediato plazo posible, y con nuestro concurso, se inicie en todas las comunidades campesinas del corregimiento de Los Encantos y su entorno más cercano el proceso de pedagogía para la paz que posibilite no solo absolver las dudas e interrogantes que tienen los campesinos, sino ir afirmando las bases para que haya en la región una votación copiosa en favor del sí al plebiscito refrendatorio de los acuerdos de la mesa de conversaciones de La Habana.

6. Acelerar todas y cada una de las gestiones y actividades que hasta la fecha se han realizado con el propósito de conseguir la inclusión de Los Encantos en el Registro Único de Víctimas como sujeto colectivo de reparación, lo cual esperamos traiga como resultado la puesta en vigor de medidas encaminadas a garantizar la permanencia de las comunidades campesinas en la Serranía del Perijá.

7. Esperar que la asunción pública de esta postura en favor de los acuerdos de la mesa de conversaciones entre el Gobierno nacional y las FARC-EP no se vaya a traducir, como suele sucede, en estigmatizaciones de todo tipo mediante las cuales se nos señale de ser parte de la base social de la insurgencia o de estar siendo instrumentalizados por ella.

Debe quedar enteramente claro que nuestra posición es fruto de un ejercicio de análisis y discusión autónoma que busca contribuir a sentar las bases que hagan posible comenzar a construir, en la Serranía del Perijá, la paz territorial. Sin embargo, cabe aclarar, que el apoyo que estamos brindando a los acuerdos de La Habana no significa, en modo alguno, que le hayamos extendido una suerte de cheque en blanco al Gobierno nacional y a las FARC-EP que nos impida hacer nuestras críticas y cuestionamientos cuando lo consideremos necesario.

Dado en la Serranía del Perijá,
Corregimiento de Los Encantos, municipio de La Paz, Cesar

15 de agosto de 2916.

Juntas de Acción Comunal del corregimiento de Los Encantos

[Firmas]

Comments are closed.