Alerta por paramilitares en Dabeiba (Antioquia)

Presencia de grupo paramilitar numeroso atemoriza a los pobladores del Cañón de la Llorona y de las orillas del río Pavarandó.

Cañón de la Llorona, en Dabeiba, Urabá (Antioquia).

Cañón de la Llorona, en Dabeiba, Urabá (Antioquia).

Comisión para los Derechos Humanos del Occidente Antioqueño

La Comisión para los Derechos Humanos del Occidente Antioqueño quiere poner en conocimiento de las autoridades competentes y ante la sociedad en general la siguiente situación:

1. Que entre los días 15 y 19 de agosto, habitantes mestizos e indígenas de la faja territorial delimitada por el triángulo comprendido entre el río Pavarandó (límite entre Antioquia y Chocó), la carretera entre Dabeiba y Mutatá, y la carretera entre Mutatá y Belén de Bajirá, avistaron un grupo numeroso de hombres pertrechados pertenecientes a grupos paramilitares.

2. Las comunidades de estos territorios denuncian que la presencia de este numeroso grupo de paramilitares data de varios meses atrás, y que dicho grupo se mueve de manera longitudinal al río Pavarandó, recibiendo provisiones en lancha desde el Mutatá y Belén de Bajirá.

3. La Comisión de Derechos Humanos ha podido verificar que en el transcurso de esta semana una “misión de control territorial del Ejército Nacional” se movilizó a estos territorios del Pavarandó, según la versión de los oficiales del Ejército Nacional, y confirmada por las comunidades.

4. La presencia del Ejército Nacional en esta faja territorial habría traído como resultado que el grupo paramilitar se moviera hacia zonas interiores, alejadas del Pavarandó y más cercanas a la carretera Dabeiba-Mutatá, y cuyo resultado último ha sido el choque con los pobladores del Cañón de la Llorona.

Los habitantes de las zonas interiores y del borde de esta carretera temen una campaña paramilitar de arremetida como las que padecieron durante las dos décadas pasadas.

5. Así mismo, la Comisión hace saber a las autoridades que también ha recogido testimonios que hablan de la presencia de otro numeroso grupo paramilitar que recorre los territorios de la vereda Novogá, ubicada entre los municipios de Uramita y Frontino. Este grupo hace las veces de poder local, obligando a los pobladores de la región a viajar hasta las haciendas de la vereda para dirimir litigios sobre tierras, deudas y otras cuestiones.

6. Que, como producto de las diligencias preliminares, la Comisión ha dado parte de la situación a las siguientes instituciones gubernamentales: Alcaldía y Personería Municipal de Dabeiba, Defensoría del Pueblo seccional Occidente de Antioquia, Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Medellín, y al Ministerio del Interior.

Finalmente, la Comisión de Derechos Humanos quiere llamar la atención por las sistemáticas violaciones a los derechos humanos que se presentan en los pueblos ubicados lo largo de la carretera Medellín-Turbo. Violaciones que se producen por grupos paramilitares, apalancados desde los cascos urbanos, y ante los que las autoridades municipales no hacen esfuerzo para combatirlos.

Agencia Prensa Rural

Comments are closed.