Cartas

Las prioridades del nuevo fiscal

¿Corrupción e impunidad? Entre el ser y el deber ser, como dice la canción: la distancia entre los dos es cada día más grande. Mientras no se acabe la guerra financiada con el paramilitarismo de la coca y de la corrupción oficial, va a ser muy difícil encontrar temas prioritarios que se salgan del discurso de las buenas intenciones; mientras no haya una profunda reforma estructural de la justicia, no hay Fiscal General de la Nación que tenga los cojones para acometer la tarea. Los ejemplos abundan y sería llover sobre mojado, repetirlos.

La Fiscalía no es más que una de las tantas instituciones que hay que reformar entre todas las transformaciones económicas, políticas, sociales y culturales que necesita este país. Lo demás es hablar por hablar. Mientras el poder político esté en manos del capital financiero, mientras las instituciones sean las correas de transmisión de la dictadura neoliberal, es muy poco lo que se puede esperar de un representante del gran capital en la dirección de la Fiscalía General de la Nación. Tiberio Gutiérrez (vía Internet).

Néstor Humberto Martínez, fiscal general de la Nación.

Néstor Humberto Martínez, fiscal general de la Nación.

Holanda y la energía eólica

En junio pasado, el Tribunal de Distrito de La Haya, en Holanda, favoreció a 886 ciudadanos que demandaron al Estado por su insuficiente política medioambiental, la cual estaba afectando en forma directa la salud de las personas. Fue la primera vez en la historia que un órgano judicial ordenó a un gobierno endurecer las políticas en torno al problema del cambio climático. Para ser aún más precisos, Holanda cuenta hoy con un porcentaje de energías renovables utilizadas de apenas del 4%, uno de los más bajos en Europa. Reducir en un 25% las emisiones de CO2 en los próximos cinco años sólo ha sido parte de la positiva respuesta que tuvo este grupo de holandeses al exigir más energía limpia.

Ahora Holanda está yendo un paso más allá: sus ferrocarriles se pusieron la camiseta con el medio ambiente. ¿Su plan? A finales de este año se moverán con un 50% de energía eólica, y para el 2018, la cifra será total, tendrán el 100% de sus trenes funcionando con la energía de los vientos. En la actualidad, los trenes holandeses transportan 1,2 millones de pasajeros todos los días y emiten 550 kilotones de dióxido de carbono. Según declaró, Michel Kerkhof de energética Eneco, “la movilidad es responsable del 20% de las emisiones de CO2 en Holanda, y si queremos seguir viajando, es importante que lo hagamos sin sobrecargar el ambiente con CO2 y partículas”. Eduardo Gómez (vía Internet).

Objetividad maltratada

Como ciudadano que me ha tocado vivir la crueldad de las confrontaciones en carne propia y ajena, como ciudadano que votará por el sí para terminar el desangrante flagelo entre Estado y las FARC, como ciudadano indignado por la maltratada objetividad y abundante publicidad de algunos medios a favor del Centro Democrático (C.D.), debo decir que hay que puntualizar que el debate no es sobre la buena, mala o regular gobernabilidad del presidente Santos. Que el C.D. viene haciendo desde antes y durante su gobierno, fuerte y desmedida oposición a todos sus actos, y la publicidad y trabajo didáctico por el sí apenas inicia.

Temas para fomentar son: el de los verdaderos acuerdos de La Habana, sus significados y finalidades para abrir camino hacia la paz y progreso de Colombia. Las bondades y lo necesario de un principio de paz que nunca antes se había podido acordar con una guerrilla de casi 60 años. No se puede distraer a la ciudadanía con críticas repetitivas al gobierno actual, involucrando el plebiscito, con encuestas pagadas por el capital en discordia con el presidente Santos por medidas sancionatorias a su empresa o con imaginarios de los adversarios al proceso de paz. Omar Muriel (vía Internet).

Comments are closed.