Bogotá. Los buses azules ruedan mal

La implementación sin la suficiente planeación del Sistema Integrado de Transporte Público, SITP, permite el uso de vehículos viejos que afectan la calidad del servicio y la seguridad de los usuarios. Conductores buscan salarios y jornadas laborales dignas

Por: Juan Carlos Hurtado F.

Ya son comunes las noticias y denuncias sobre accidentes y anomalías en la prestación del servicio de los buses azules, pertenecientes al Sistema Integrado de Transporte Público, SITP, de Bogotá.

Peleas de usuarios y conductores, y las estrelladas, son parte del paisaje y denotan un problema de fondo que se ha venido denunciando desde hace años, la improvisación en la ejecución del sistema.

SONY DSC

Las empresas de los buses azules trabajan con vehículos viejos: “Sólo pintaron las antiguas busetas del antiguo transporte urbano, sin que cumplan las condiciones de calidad para prestar un buen servicio. Debido a eso es que se ve tanto varado, tanto choque, tanta estrellada, porque las empresas lo que hacen es un mínimo de mantenimiento y les interesa más producir haciendo rutas sin tener en cuenta las consecuencias que pueden tener esos carros en mal estado”, dijo Fernando González, presidente del Sindicato de Trabajadores del Transporte Masivo de Colombia, Sintramacol, con 100 conductores de la empresa Masivo Capital afiliados, firma que mueve en promedio 1.400 buses por día, lo que es poco para la demanda.

Negociación

Pero el problema no solo es en la prestación del servicio; al interior de las empresas operadoras también se presentan conflictos, en estos casos de carácter laboral. Conductores de la empresa Masivo Capital se quejan de que los obligan a laborar en promedio 11 horas, pero les pagan por jornadas de ocho.

Asimismo, dicen que hay trabas puestas por las empresas para que los trabajadores se organicen sindicalmente. Hay amenazas y hostigamientos por parte de los mandos medios: “Les dicen a los trabajadores que si se afilian los despiden, les cambian los horarios o les dicen que tendrán desmejoras salariales”, comenta Fernando González.

La mayoría de las empresas pagan a estos conductores 850 mil pesos mensuales, más un bono con el que se completa un millón doscientos mil, que según ellos, lo usan para atraer conductores y luego lo eliminan. No es factor salarial.

Los conductores de esta empresa comentan que tampoco hay reconocimiento de horas extras ni pagan los dominicales conforme a lo estipulado por ley, aunque son jornadas laborales de más de 12 horas, algunas veces.

Según Fernando González, de la mala imagen que se obtiene por la ineficiencia de las empresas, culpan a los conductores: “Por ejemplo, por la demora de las rutas agreden al operador que esté conduciendo, ha habido agresiones físicas y verbales. No ha habido una campaña educativa para usuarios. El sistema desde que inició, empezó con el pie izquierdo, y en el transcurso del trabajo diario se van improvisando cosas. Con todo eso también lleva del bulto el usuario”.

Los empresarios aseguran que también han tenido pérdidas por la mala planificación del sistema. Argumento que utilizan los gerentes de las firmas para negar derechos laborales o mejores salarios. Según el presidente de Sintramacol, iniciaron nueve empresas pero ya se quebraron dos.

Actualmente hay una negociación entre esta organización sindical y Masivo Capital, donde se discuten las anteriores irregularidades y se busca dejar varios derechos laborales y sindicales protegidos por una convención colectiva de trabajo. Entre lo más discutido está convertir los bonos en factor salarial y que no sirvan para hacerles descuentos por faltas y supuestas fallas de los conductores.

La etapa de arreglo directo de la negociación ya pasó y actualmente se encuentran en prórroga. Pero la empresa argumenta que tienen pérdidas por 55 mil millones de pesos. Ante esa respuesta el sindicato pidió en Puertos y Transportes un estado financiero de la firma para corroborar lo dicho por la contraparte.

La negociación continúa mientras varios conductores buscan la manera de hacer una sola organización sindical que agrupe a los trabajadores de todas estas firmas.  H

Comments are closed.