El Chocó se paró

Desde el pasado 17 de agosto salió a la luz pública el Comité Cívico por la Dignidad del Chocó, en este espacio coinciden diferentes expresiones sociales del departamento, docentes, estudiantes, comerciantes, trabajadores que ante el abandono estatal al que se ha visto sometido el departamento, decidieron organizarse y alzar una voz rotunda por la defensa de su territorio.

Bañado en riqueza pero invisible ante el país

Chocó es un departamento que se encuentra localizado en el noroeste del país, en la región del Pacífico colombiano. Lo rodean las cuencas de los ríos Atrato, San Juan y Baudó. Es el único departamento con costas en los océanos Pacífico y Atlántico. Está clasificado como una ecorregión, calificada como la de más pluviosidad del planeta. Su población oscila entre los 500.093 habitantes y es uno de los departamentos económicamente más pobres. Según cifras del DANE, en el 2015, el nivel de pobreza llegaba al 68%. En años anteriores el porcentaje de personas en situación de pobreza fue de 65,9%, mientras que en 2013 fue 63,1%.

Marcha protesta en Choco 2016-2 pag 15

Su precario sistema vial, es una de las situaciones que hoy se suman a las demandas de la población. Cuenta con una carretera que une a Quibdó, su capital, con Medellín y otras por Bahía Solano, Condoto, Nuquí y Riosucio; gracias a la precariedad en términos de movilizad terrestre, su principal sistema de comunicación es el fluvial. Para sus vías marítimas cuenta con dos puertos, uno, sobre bahía Solano, en el océano Pacífico, y otro en Acandí, sobre la costa del mar Caribe.

Su economía está basada en la pesca, la explotación minera y forestal, la agricultura y la ganadería. La intromisión de empresas extranjeras dedicadas a la explotación de recursos, las aguas y la flora y la fauna, hoy representan una amenaza para los ecosistemas de todo el departamento. Lo cual ha afectado principalmente a las poblaciones indígenas, y campesinas que habitan en el territorio.

Un pueblo que se levanta dignamente

VOZ dialogó con Hermencia Palacios, una de las líderes cívicas del Chocó, y comentó que este comité que se ha creado en todo el departamento, no solo en Quibdó, sino en diferentes municipios, ha venido trabajando desde hace varios días con una comisión técnica, la cual tenía la función de explorar las demandas del Comité Cívico. Este primer espacio, fue el antecedente al llamado a una mesa de negociación de alto nivel, donde se presentaría el pliego de peticiones con 10 puntos, que condensan las exigencias del pueblo.

Hermencia, explicó: “Nosotros hemos venido trabajando esta comisión técnica desde antes del paro cívico. Pero desde el 17 de agosto, nos declaramos en paro cívico y lo que hoy estamos exigiendo es una mesa de diálogo de alto nivel, que nos de solución a los 10 puntos que hoy estamos presentando”.

El 17 de agosto habían pedido la primera reunión con una mesa negociadora, pero los delegados del gobierno nunca llegaron. Ese día inició el paro. “Hemos hecho multitudinarias marchas con el pueblo chocoano. No solo aquí en Quibdó, sino también en Ismina, en Bahía Solano y otros municipios. Y hemos logrado mantener el paro durante todos estos días, y hemos tenido apoyo y una gran movilización social”.

Según comenta la líder, dentro de los puntos de exigencia se encuentran: “La terminación de las vías, como lo es la vía al mar, la carretera de Quibdó Medellín, y Quibdó Pereira. Estamos exigiendo mayores compromisos para la atención en la salud, en la educación y los derechos humanos para nuestra población, principalmente”.

La solidaridad a unas demandas justas

El pasado martes, mientras las multitudes se sumaban al comité del paro, otros sectores del departamento como la Diócesis del Chocó, el Foro Interétnico Solidaridad del Chocó, que agrupa en su seno a 78 movimientos sociales, y algunos artistas como el cantante de Choc Quib Town, “Tostao”, se sumaron a esta manifestación en favor del paro cívico y exigiéndole al Estado mayor responsabilidad y atención para el Chocó. En redes sociales el cantante le pidió al viceministro del Interior, Guillermo Rivera, quien se encontraba en la mesa de negociación, que le mostrara en dónde están los $7 billones que según el Gobierno de Juan Manuel Santos, ha invertido en el departamento.

Así mismo, por medio de un comunicado público, la Diócesis del Chocó, expresó que se reafirma en  su lucha por la justicia social y la denuncia del abandono estatal en contra de los afros, indígenas y mestizos. “La situación real de la población del chocó sigue siendo crítica en materia de salud, educación, infraestructura vial, empleo, servicios públicos y protección del medio ambiente”. En esta misma misiva, se instó al conjunto de la población chocoana a que salieran a marchar de forma pacífica y en favor de sus derechos.

Agresión, antes de encontrar cualquier solución

La primera movilización que se desarrolló, promovida por el Comité Cívico, fue el pasado 20 de julio, en donde según informó la Defensoría del Pueblo, participaron 20.000 personas.

Las siguientes jornadas se vieron atravesadas por los desmanes de la fuerza pública. El segundo día del paro, el Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, fue enviado a la capital para diezmar la movilización. “El gobierno tiene toda disposición al diálogo, pero no vamos a permitir las vías de hecho”, afirmaba el Viceministro del Interior, Guillermo Rivera, quien se encontraba en Quibdó en la mesa de diálogo con la Comisión Cívica. En estas primeras jornadas de movilización social, resultaron heridas varias personas, entre ellas, algunos menores de edad.

Así mismo otras organizaciones como el Foro Interétnico Solidaridad de Chocó, también se pronunciaron públicamente en favor del paro, afirmando que apoyaban “las exigencias de los chocoanos y reclamos con el Gobierno que durante años ha adquirido con el departamento”. En ese mismo pronunciamiento público, las organizaciones sociales rechazaron la violencia y la brutalidad del Esmad.

El paro continúa hasta encontrar soluciones

Durante el fin de semana, se desarrollaron cuatro grandes movilizaciones, entre esas una marcha de antorchas, una jornada simbólica que pretendía denunciar la usencia de alumbrado público en varios lugares del departamento.

Este lunes fue denominado el día “D” del gran paro, y se convirtió en la más grande movilización social del pueblo chocoano, en el parque esperaban miles de personas que en medio de la indignación por el abandono estatal, y las respuestas que hasta ahora daban los delegados del gobierno nacional, esperaban bajo los fuertes rayos del sol, que la comisión de negociación del Comité Cívico por la Dignidad del Chocó, diera luz frente a la ruta ha seguir.

Asi lo afirmó Hermencia Palacios: “Hoy tenemos una multitudinaria marcha del pueblo chocoano, y hemos logrado que venga una comisión del gobierno nacional. No obstante esperamos a ver qué traen. Y de acuerdo a eso el comité cívico tomara una decisión. El pueblo chocoano está en este momento en el parque y tenemos que afirmar que el paro no se ha levantado, el paro sigue hasta que no solucionemos el pliego de los 10 puntos”.

Comments are closed.