Protestas en Caqueta: En defensa del territorio

Lucha popular, obrera y campesina contra la explotación petrolera. Municipios El Doncello, Valparaíso y El Paujil, ejemplos de dignidad y coraje contra transnacionales imperialistas y extractivistas

Por: Héctor José Valencia Beltrán – Especial para VOZ

Las movilizaciones y protestas populares se vienen adelantando casi de manera permanente desde el año 2014 en el departamento del Caquetá, en el que la mayoría de sus habitantes y sus organizaciones sociales, sindicales y populares tomaron la firme decisión de no permitir que las empresas petroleras cumplan con los  propósitos de adueñarse del territorio y destruir el entorno ambiental, cultural y social construido por décadas con el trabajo honrado y el esfuerzo de sus moradores. En la región existen 43 bloques petroleros que tienen en peligro parte de la Amazonia colombiana.

Protestas en Caqueta -agosto 2016-1

La represión por parte del Esmad y del ejército nacional se ha incrementado después que durante los días lunes 15 y miércoles 17 de agosto del presente año, se realizaron manifestaciones en los municipios de Valparaíso, El Doncello y el Paujil contra la explotación petrolera y en defensa del territorio, pues sus habitantes tienen claro las nefastas consecuencias que esta actividad genera en detrimento de la biodiversidad y la proliferación de fenómenos  sociales como la profundización de la pobreza, la miseria, el desplazamiento forzado, la prostitución, entre otros, tal como se ha argumentado con pruebas fehacientes en los diferentes foros, conferencias, seminarios y conversatorios que se han venido desarrollando en la región.

Se evidencia en varios videos que circulan por las redes sociales la actitud hostil de la fuerza pública que dice “seguir órdenes de la presidencia de la República” contra las comunidades que intentan impedir la concreción de los contratos de exploración y explotación de hidrocarburos por parte de la transnacional Emerald Energy.

En El Doncello

En el municipio de El Doncello se movilizaron más de cuatro mil personas, allí se viene haciendo realidad la unidad obrero-campesina y popular. Se desfiló por las principales calles de la localidad, terminando con una concentración en el polideportivo del barrio El Recreo donde hubo intervenciones de miembros del Concejo Municipal, la Asamblea Departamental, la Asociación de Trabajadores de la Educación del Caquetá, la mesa departamental en defensa del agua y el territorio, dirigentes cívicos, comunales y barriales, que al unísono condenaron la política de la locomotora minero- energética de Santos y llamaron al no contundente y rotundo contra la explotación petrolera en el Caquetá.

El presidente de la Mesa Municipal de El Paujil por la defensa del agua y el territorio, Martín Trujillo Salas, ha expresado a diversos medios de comunicación local que “seguiremos socializando con las Juntas de Acción Comunal y demás asociaciones campesinas y cívicas –barriales las consecuencias de la extracción y explotación petrolera, sabemos que la exploración sísmica de petróleo, causa mayores daños ambientales, se fragmenta la roca donde permanece el petróleo y se contaminan las fuentes hídricas, se trata de daños irreversibles”.

La presencia del Esmad en los municipios de El Paujil y El Doncello, se da justo después de que la multinacional Petroseismic arribara maquinaria para iniciar la sísmica y es altamente sospechoso que al mismo tiempo arrecian las amenazas contra la dirigencia popular que se opone a la implementación de estos proyectos minero-energéticos.

Con respecto a la crítica situación que se vive en el municipio de El Paujil, lo que los medios de información al servicio de la oligarquía colombiana omiten,  es que los campesinos que estaban concentrados a un costado de la vía que conduce a Cartagena del Chairá, fueron agredidos por la fuerza pública con el lanzamiento de gases lacrimógenos y bombas de aturdimiento y en consecuencia estos respondieron con piedras y palos ante semejante atropello. Varios manifestantes resultaron lesionados y denuncian los excesos de la fuerza pública.

“Resulta que el Esmad por cuidar a las multinacionales que realizan la sísmica en la zona, está impidiendo el paso de campesinos y ganaderos con sus productos, ganado y leche hacia los cascos urbanos de El Paujil y El Doncello, porque según el Esmad es para evitar protestas de la población civil contra las petroleras, pero esta situación está generando pérdidas económicas porque esta región es productora de leche y ganado, es muy grave el atropello de la fuerza pública con los campesinos de la región” denunció a Caracol Radio, Cindy Gutiérrez, personera de El Paujil, Caquetá.

Protestas en Caqueta -agosto 2016-4 cmyk final

La representante del ministerio público, advirtió que esta grave situación ya fue denunciada ante la Defensoría del Pueblo y a las organizaciones de derechos humanos”.

Según información de Rosemary Betancourth Claros, presidenta de la Federación Comunal del Caquetá, a las 2 de la tarde del 19 de agosto de 2016, se realizó una reunión de análisis con los representantes de las comunidades y los voceros de las empresa Petroseismic, para que expliquen su accionar y argumenten por qué penetran a la región en altas horas de la noche para adelantar los trabajos de exploración y sísmica. A esta reunión asistió el defensor del pueblo del Caquetá.

En Valparaíso, Caquetá, los campesinos y pobladores de la región decidieron hace más de un año bloquear el puente de la  quebrada La Cacho en la vereda La Curbinata, para impedir el paso de maquinaria de la transnacional Emerald Energy. Allí fueron agredidos por el Esmad y el Ejército nacional, aun cuando estos ya se habían retirado del puente a una finca vecina, quienes para justificar su accionar esgrimían como argumento único el hecho de que la empresa tenía el permiso por la Agencia Nacional de Hidrocarburos.

A partir de ese momento y con la dirección del curtido dirigente popular José Saldarriaga se han mantenido en píe de lucha, siendo un ejemplo para el Caquetá y Colombia.

Surge el interrogante del por qué las transnacionales extractivistas y de hidrocarburos han concentrado su actividad en el Caquetá, con la anuencia, permisividad y concesión del territorio por parte del gobierno nacional. El departamento de Caquetá cuenta con una riqueza hídrica que contribuye al equilibrio ambiental en una zona tropical húmeda.

 

Caqueta: ¿El paraíso es para esto?

El profesor Oscar Vanegas, de la Universidad Industrial de Santander, quien ha hecho presencia en el Caquetá, ilustrando sobre el tema señala:

19 bloques con 0% de participación a las entidades territoriales

• 7 para Pacific y Canacol Energy

• 6 para Emerald Energy

• 2 para C&C Energy

• 2 para Ecopetrol

• 1 para Gran Tierra

• 1 para Hupecol

2 Bloques con el 2% (Emerald y Metapetroleum)

1 Bloque con el 22% (Range)

Área total: 1´888.000 hectáreas

Quedan 90 bloques disponibles

Esa es la explicación de concesión del territorio y de entrega de la soberanía nacional a las multinacionales imperialistas.

Comments are closed.