Zona de Reserva Campesina para el Sumapaz

“Para el campesinado, constituirse en zona de reserva campesina es tan importante como la vida misma, como el páramo” Libia Villalba

Foto: Jenny Gutiérrez García.

Foto: Jenny Gutiérrez García.

Jenny Gutiérrez García

La audiencia pública constitutiva de la Zona de Reserva Campesina del Sumapaz, efectuada el pasado sábado 27 de agosto fue la oportunidad para convocar al campesinado que llegó desde el último rincón del páramo a participar de un evento que venían esperando durante algo más de 16 años, y por el que han luchado generaciones de campesinos y campesinas que sin duda han trazado una ruta en esa batalla por la tierra, de la cual hacen parte como una resultante las zonas de reserva campesina.

Un manojo de razones para defender el páramo

Mujeres y hombres de botas, ruana y sombrero colmaron el auditorio del corregimiento de San Juan. Banderas y palomas blancas advertían sobre la iniciativa agraria de paz que para los habitantes del territorio era ya un hecho. Libia Villalba, edilesa de la localidad, considera este día como “trascendental en la historia del Sumapaz. Para el campesinado constituirse en zona de reserva campesina es tan importante como la vida misma, como el páramo”. La figura de zona de reserva se convierte en una oportunidad para fortalecer las acciones de protección en donde la prioridad será el ecosistema y por supuesto sus campesinos.

De acuerdo con César Jerez, miembro de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina, esta audiencia hace parte de un trámite legal de constitución, siendo este el penúltimo paso. Una vez acatadas e incluidas todas las sugerencias hechas en la audiencia al plan de desarrollo, se lleva la propuesta al consejo directivo del Incoder.

“Las zonas están en el primer punto sobre reforma rural integral que se pactó en La Habana, lo que todavía hace mucho más urgente y necesario el cumplimiento por parte del Gobierno”, señala Jerez. Aunque según Javier Flores, director de Acceso a Tierras de la Agencia Nacional de Tierras, falta un paso para la aprobación, en el Sumapaz siguen adelante defendiendo esta iniciativa, habiéndose ya constituido en zona de reserva campesina de hecho, expresa Libia Villalba.

Sumapaz un lugar histórico

Este es un proceso histórico. El Sumapaz fue uno de los sitios donde surgió el movimiento campesino contemporáneo en Colombia con personalidades muy importantes para la lucha agraria del país como Erasmo Valencia y Juan de la Cruz Varela. Ahora el papel de las organizaciones sociales y populares es protagónico, advierte César Jerez, quien resalta la fortaleza de la organización social en la región, los escenarios de interlocución con el Gobierno nacional y los compromisos pactados.

Además, añade, “el sujeto campesino del Sumapaz será el que determine finalmente la dinámica de este proceso, que lo que busca es dignificar a los campesinos y campesinas, otorgarles derechos plenos, mejorar sus condiciones de vida, su ordenamiento productivo y ambiental. Lo que está en juego en el Sumapaz es la defensa de la naturaleza, de un ecosistema muy productivo de agua pero también muy frágil, un ecosistema anhelado por intereses del capital que buscan hacer actividades extractivas, que quieren este territorio para sus fines de acumulación”.

Hay un marco oportuno después de lo acordado en La Habana. En San Juan se respiraba un aire de victoria, pero una consigna era muy clara: “exigir el cumplimiento de los compromisos que tiene el Gobierno con el campesinado”. César cree que este país va a cambiar fundamentalmente desde los jóvenes pero también desde los territorios del mundo rural del país que reclaman.

Comments are closed.