Cauca le apuesta a la paz

Se definió en Caldono la última zona transitoria para las FARC, que estaba pendiente. Avanza capacitación para el monitoreo del cese al fuego y de hostilidades. Gobernador del Cauca anunció gran marcha por la paz

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Agencia Prensa Rural

El alcalde de Caldono, Pablo Andrés Pizo, declaró a los medios de comunicación que la visita de la comisión tripartita, conformada por delegados del Gobierno, las FARC y la ONU, para establecer la zona veredal donde la guerrilla iniciará el proceso de desmovilización y desarme, se cumplió sin contratiempos.

El mandatario explicó que cientos de habitantes del resguardo indígena de Pueblo Nuevo asistieron al encuentro, en el que se analizaron las condiciones del terreno que será escogido.

Asimismo, indicó que, aunque en el acuerdo se establece que las zonas veredales no pueden estar en resguardos indígenas, en este caso la situación fue solucionada por el Gobierno nacional.

En su visita a este municipio, los representantes recopilaron la información necesaria para definir el sector, que estaría entre las veredas de Gualó, Los Monos, Esmeralda y San Antonio, en Pueblo Nuevo y Caldono.

“Se tomaron las coordenadas y se hizo la demarcación de la zona veredal. Estamos esperando como municipio saber cuál es la zona, exactamente, porque, según comprendo, tiene un diámetro en cuatro veredas”, agregó.

El mandatario explicó que hay una gran expectativa en la región y, aunque la nueva zona propuesta está en un resguardo indígena, cuenta con el respaldo y aprobación de las autoridades tradicionales.

“Ya acordamos con las comunidades que se tomen en cuenta nuestros territorios y que esto no va a afectar nuestra autonomía ni, sobre todo, la seguridad de nuestras personas”, indicó Carlos Macca, del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), organización que había mostrado reparos a la constitución de tales zonas.

“Que el conflicto se quede en los libros de historia”

Con gran asistencia, el viernes 2 de septiembre se realizó el evento “Caldono le apuesta a la paz”, en el que sus habitantes celebraron la llegada del fin del conflicto armado para su territorio y analizaron los acuerdos logrados en La Habana.

Según informó el alcalde Pizo, “el proceso de paz en Caldono ha sido una información para celebrar, pero tenemos que aportar y nuestro aporte es precisamente la zona veredal transitoria. Por eso estamos hablando con toda la comunidad sobre la paz y lo acordado”.

“No podemos olvidar y dejar de hablar del conflicto, pero ojalá que se quede en los libros de historia. Lo necesario es recordar lo que ha dejado: desconfianzas, atrasos económicos, temores, horror; pero con perspectivas de avanzar”, agregó el mandatario local.

Capacitación para el monitoreo

Popayán fue la primera región en donde se llevó a cabo la capacitación de quienes harán parte del Mecanismo de Monitoreo y Verificación del Cese al Fuego y de hostilidades bilateral y definitivo.

Hicieron parte de estas jornadas el general Javier Flórez, jefe del Comando Estratégico de Transición por parte del Gobierno colombiano; Marco León Calarcá, jefe de las FARC en el Mecanismo de Monitoreo y Verificación; y el general Javier Pérez Aquino, jefe de observadores de la Misión de Naciones Unidas en Colombia.

Durante las jornadas, que se realizaron con un relativo hermetismo por parte de las delegaciones y con esquemas de seguridad a cargo de la Policía, se explicaron los acuerdos en materia del cese el fuego bilateral y los protocolos en cuyo diseño participaron militares y guerrilleros.

Las jornadas concluían este 7 de septiembre, cuando se esperaba la visita de delegaciones del Gobierno y de las FARC al resguardo de La María, en Piendamó, para socializar con la comunidad indígena y campesina del Cauca los detalles de los acuerdos de La Habana.

“Queremos que nos cuenten lo que llamamos la letra menuda; nosotros esperamos que venga Catatumbo, quien ya conoce la zona, y nos diga claramente qué fue lo que acordaron y cómo nos afecta a nosotros”, puntualizó el consejero del CRIC Carlos Macca. Los indígenas señalaron que, al notar cómo en sus territorios y resguardos ya no se escuchan detonaciones ni disparos por culpa del conflicto, apoyarán el plebiscito el próximo 2 de octubre.

El consejero Macca aseguró que en temas trascendentales como la justicia transicional, esperan que esta no afecte las costumbres propias. “Hay indígenas que están en la cárcel y que son guerrilleros, y necesitamos que nos aclaren qué va a pasar con los beneficios que les va a entregar el Gobierno con la justicia transicional y nuestra justicia tradicional”, agregó.

Gran marcha por la paz

Por su parte, el gobernador del Cauca, Óscar Rodrigo Campo, convocó para el próximo 14 de septiembre en la ciudad de Popayán a una gran jornada por la paz.

El funcionario indicó que luego de más de cinco décadas de enfrentamiento armado, miles de personas saldrán a las calles para apoyar la paz en una región que históricamente se ha visto muy golpeada por la violencia.

“Esta marcha reúne todas las expresiones de la sociedad caucana: empresarios, sindicalistas, indígenas y afros, para que los ciudadanos puedan decir que están hartos de la guerra pero esperanzados en la paz”, dijo.

El gobernador Campo manifestó que se mantendrá la misma cantidad de miembros de la Fuerza Pública en esa región para reforzar la vigilancia y verificación del cumplimiento de los acuerdos de las tres zonas de ubicación de guerrilleros habilitadas en el Cauca.

El gobernador del departamento del Cauca señaló que en esa región es necesario empezar a combatir de manera efectiva otros tipos de violencia como los cultivos ilegales y la minería ilegal, a través de nuevas alternativas laborales y sustitución de siembras.

Comments are closed.