Manizales 37 años de teatro

Este año una vez más Manizales se viste de gala para recibir los grupos de teatro de España, Francia, Canadá, Chile, Estados Unidos, México, Argentina, Uruguay, Venezuela, Brasil, Nicaragua, Corea y Lituania.

Camilo, del Teatro La Candelaria, en el Festival de Manizales 2016.

Camilo, del Teatro La Candelaria, en el Festival de Manizales 2016.

José Ramón Llanos

Así como Cartagena tiene el festival de cine más antiguo de América, Manizales tiene la virtud de celebrar el Festival Internacional de Teatro más antiguo del continente. Ese evento ha logrado formar un público conocedor de la calidad de las obras de la dramaturgia mundial. Mucha agua ha corrido debajo del puente desde los años sesenta y setenta cuando la presentación de obras como Una monja, del dramaturgo español Paso, o Guárdese bien en un lugar seco y fresco de Terry Megan, aterraba al público, además presionado por los sacerdotes pacatos. La primera obra fue presentada clandestinamente en un lugar inadecuado ante un público temeroso de que en algún momento nos sorprendiera la policía y nos capturaran por estar viendo una obra de ese contenido.

Desde 1968 hasta hoy el público manizalita ha tenido la oportunidad de dialogar con jurados de excepcional calidad como Pablo Neruda, o Jerzy Grotowsky,el polaco del teatro de la pobreza, Miguel Ángel Asturias y Ernesto Sábato, Atahualpa del Chopo, Vargas Llosa, Jack Lang, entre otros. Han visto obras de más de 40 países, 700 grupos de teatro y más de seis mil actores de Asia, África, Europa y América.

Por supuesto, han visto obras de colombianos de excepcional reconocimiento a nivel mundial como Santiago García, Enrique Buenaventura, Ricardo Camacho, Víctor Muñoz Valencia, Danilo Tenorio, Patricia Ariza.

Este año una vez más Manizales se viste de gala para recibir los grupos de teatro de España, Francia, Canadá, Chile, Estados Unidos, México, Argentina, Uruguay, Venezuela, Brasil, Nicaragua, Corea y Lituania. Una vez más los amantes del teatro tendrán la oportunidad de analizar las distintas escuelas de dirección dramática, así como también el teatro que se está haciendo a nivel mundial en estos momentos.

El jueves primero en una especie de prólogo del evento se presentó la obra Labios de liebre del colombiano Fabio Rubiano. Con ocasión de la presentación de la pieza en Bogotá, Rubiano expresó su convencimiento de que con este trabajo rompe paradigmas y además es una especie de dialéctica del horror de la violencia ya que es susceptible de que en algunos momentos encontremos escenas de humor.

Y la inauguración estuvo a cargo del grupo La Candelaria, como un homenaje a esta compañía emblemática del continente que por estas calendas cumple cincuenta años de estar haciendo excelentes piezas de trabajo colectivo. Hoy está bajo la dirección de Patricia Ariza, quien dirige la obra Camilo, una versión bien realizada de la vida, obra y muerte del sacerdote epónimo.

Manizales entre el primero y el diez de septiembre vive el mundo del teatro.

Comments are closed.