Pensionados a congreso extraordinario

Este se efectuará en la ciudad de Bogotá, durante los días 15 al 17 de septiembre y dado que su éxito es una imperiosa necesidad para los pensionados, sus preparativos, tanto en el ámbito nacional como regional, avanzan en forma más que satisfactoria, según reportan los directivos.

Marcha de la Organización Colombiana de Pensionados, OCP, en Bogotá.

Marcha de la Organización Colombiana de Pensionados, OCP, en Bogotá.

Juan Salguero

Orientada en el lema “Por la paz y la unidad de los pensionados”, la Confederación de Pensionados de Colombia, CPC, prepara su Congreso Extraordinario. Su realización, en opinión de los convocantes, el presidente Orlando Restrepo Pulgarín y el fiscal Antonio Yemail del Risco, constituye todo un logro, ya que, a pesar de cumplir con las exigencias estatutarias y jurídicas, ha tenido que enfrentar múltiples acciones contrarias a los intereses pensionales de parte de algunos directivos, que han tratado sin éxito de impedir el normal funcionamiento de la Confederación.

Aun así, como lo establece la convocatoria, este se efectuará en la ciudad de Bogotá, durante los días 15 al 17 de septiembre y dado que su éxito es una imperiosa necesidad para los pensionados, sus preparativos, tanto en el ámbito nacional como regional, avanzan en forma más que satisfactoria, según reportan los directivos.

Frente a la paz, Yemail opina que se debe registrar como un auténtico positivo tanto de las FARC–EP como del Gobierno nacional, la concreción y firma final del acuerdo suscrito recientemente en La Habana.

Igualmente, se debe señalar como contradictorio y violatorio del espíritu del mismo, el comportamiento del Gobierno frente a la problemática social y sus diferentes manifestaciones de protesta e inconformidad de gremios como los transportadores, campesinos y regiones, únicas respuestas lógicas y posibles a las ejecutorias del Gobierno, encaminadas a la profundización del inequitativo modelo neoliberal, con la continuidad de la feria a precio de quema del patrimonio público y el criminal despojo de derechos fundamentales como la salud y el manejo de las pensiones, al haberlos convertido en negocios particulares de unos pocos, en desmedro de derechos de la totalidad de la población.

De otra parte, en sintonía con el ambiente de unidad que ha impulsado el accionar del movimiento popular en los últimos meses, que motivó el encuentro de organizaciones sociales los pasados 8 y 9 de julio con miras a la preparación y realización de un paro cívico nacional, y que ha servido de punto de apoyo a las protestas a lo largo y ancho de la geografía patria, la Confederación, preparando su Congreso, ha venido adelantando contactos con las otras confederaciones pensionales y organizaciones nacionales como la CDP, y con el Colectivo de Trabajo Unitario de Pensionados y Jubilados de Colombia, en el que hacen presencia asociaciones no confederadas, a fin de coordinar acciones que contribuyan al fortalecimiento tanto de la CPC como del movimiento popular a punto que en conjunto se logre detener la agenda legislativa del Gobierno que está orientada en dirección opuesta a los acuerdos de La Habana y a los intereses de los pensionados y de todos los colombianos.

Ya funcionarios y grandes medios, cumpliéndole al FMI y a la OCDE, vienen ambientando los proyectos de ley lesivos a la población que están en curso. Una reforma tributaria aumentando el IVA y gravando las pensiones; otra reforma pensional terminando de recortar este derecho a los trabajadores aumentando la edad y golpeando a las mujeres al igualar su edad con los hombres para la pensión, entre otras medidas. Todo lo anterior es un buen motivo para que los pensionados fortalezcan su Confederación en el Congreso Extraordinario y continúen activos en las coordinadoras sociales.

[email protected]

Comments are closed.