Los flojos argumentos de Uribe por el no (2)

Nada tiene que ver la situación fiscal con el financiamiento necesario para la implementación de los acuerdos que abarcan mucho más allá de las garantías de participación política del nuevo movimiento político.

www-infobae-com

La campaña que encabeza el expresidente Álvaro Uribe sigue argumentando inexactitudes en cada debate público. En recientes declaraciones voceros del Centro Democrático, señalaron que la reforma tributaria que se avecina sería para financiar las actividades políticas de las FARC como movimiento político sin armas.

Dicho argumento se cae de su propio peso pues la reforma tributaria que el presidente Juan Manuel Santos pretende presentar a finales de octubre al Congreso de la República será para subsanar el hueco fiscal que padecen las finanzas públicas y por imposición de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE. Nada tiene que ver la situación fiscal con el financiamiento necesario para la implementación de los acuerdos que abarcan mucho más allá de las garantías de participación política del nuevo movimiento político.

De hecho, las cifras que se conocen señalan que bajo la doctrina de la seguridad democrática, Álvaro Uribe presentó dos reformas tributarias con las que financiaron la guerra. Al país le costó anualmente mantener la guerra contra las FARC 27 billones de pesos. Diariamente tener las tropas en terreno y la logística que eso requiere podría costarle al país unos 11 mil millones de pesos.

Según cálculos de expertos, la implementación plena de los acuerdos puede llegar a costarle al país 40 billones de pesos en los próximos cinco años. “Nunca nos dijeron que la guerra valía 10 mil millones de pesos diarios. Construir la paz es ínfimamente más barato y nos deja un mejor país”, dijo la presidenta de la Unión Patriótica, Aída Avella, quien, a propósito, invitó a un debate públicamente al expresidente y senador Álvaro Uribe para contestar las acusaciones hechas por este último en los medios de comunicación, señalando a la colectividad de izquierda de ser el ejemplo de la combinación de las formas de lucha y convertirse en el aparato armado de la insurgencia.

Uribe justificó el genocidio de la UP en una entrevista a la emisora La W, pero al ser increpado por Aída Avella mediante la red social Twitter, el mandatario guardó silencio: “Señor Álvaro Uribe Vélez, lo invito a un debate público de frente al país a ver si puede sostener tanta mentira. O sólo lanza la piedra y se esconde”.

Comments are closed.