Entregan restos de campesino desaparecido

Argemiro Oicata Moreno fue desaparecido, junto con otras cuatro personas, por militares del Batallón de Contraguerrillas No. 78, adscritos a la Brigada Móvil 10 del Ejército Nacional

Lagos del Dorado, en Miraflores (Guaviare)

Lagos del Dorado, en Miraflores (Guaviare)

Esta semana se esclarecieron los hechos sucedidos el 21 de febrero de 2005 en el alto Atilia, jurisdicción del caserío Lagos del Dorado de Miraflores (Guaviare), donde según la Fiscalía, el agricultor identificado como Argemiro Oicata Moreno fue desaparecido por un grupo armado.

La información entregada por el ente acusador, basada en las investigaciones adelantadas por la Fiscalía Especializada de Derechos Humanos y DIH, señala que el campesino fue retenido, junto con otras cuatro personas, por militares de la unidad acantonada en el sector.

De acuerdo con lo establecido, por orden del capitán César Alfredo Fajardo Moreno, los soldados, sin ostentar las funciones legales correspondientes, practicaron diligencias de policía judicial como: toma de fotografías, levantamiento de los cadáveres, revisión y embalaje de un fusil, dos escopetas, una carabina, cinco revólveres, una pistola y munición, armas presuntamente incautadas a las víctimas, cuyos cuerpos fueron trasladados a Miraflores donde se les inhumó como NN.

El falso positivo fue reportado ochos días después, cuando tropas del Batallón de Contraguerrillas No. 78, adscritas a la Brigada Móvil 10 del Ejército Nacional, lo presentaron como muerto en combates en esa selvática zona del departamento del Guaviare.

Once años después, los restos del señor Argemiro fueron entregados por la Fiscalía a sus familiares, en el Centro de Memoria Histórica, en Bogotá, en un acto marcado por el dolor de los seres queridos del agricultor, que al igual que otros cuatro habitantes de Miraflores, fueron desaparecidos en la época mencionada.

La Fiscalía aseguró que con la ubicación, exhumación e identificación de Oicata Moreno, quien estaba enterrado en el cementerio local de Miraflores (Guaviare), así como la de Humberto Ramos, otro campesino que corrió con la misma suerte; son ya dos los cuerpos entregados a los familiares por estos hechos.

Comments are closed.