Desbordado concierto por la paz

“Mientras muchas de generaciones de adultos caen en el pesimismo de la paz y justifican la continuidad de la guerra, las nuevas generaciones son las que se resisten a vivir las duras décadas que vivieron los viejos”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Carolina Tejada

Con una muestra de sus mejores repertorios, los músicos de cuatro bandas de rock de la ciudad de Bogotá y uno de los DJ más reconocidos en la capital, pusieron a bailar al público y entonar un sí al unísono por la paz.

El evento se llevó a cabo el pasado 22 de septiembre en Latino Power, quien cedió el espacio a los organizadores del evento como aporte para generar el encuentro artístico a favor del sí a la paz. En este concierto, más de seiscientas personas pudieron disfrutar de la buena música que artistas de bandas alternativas como The Klaxon, Narcopsychotic, La Real Academia del Sonido y Frailejón prepararon para esa noche. La fiesta fue cerrada con la habilidad del DJ Chiflamicas en medio de un ambiente festivo.

Además de la música, los asistentes recibieron un kit de afiches, botones y pegatinas, que luego exhibieron en una sección de fotos también por la paz. Esta actividad y su masiva participación es una muestra del compromiso de estas generaciones con el arte, la cultura y la necesidad de construcción de un nuevo tiempo para el país.

El aporte de los artistas a la paz

Nicolás Jiménez, es el bajista de La Real Academia del Sonido, una banda que lleva cinco años mostrando la calidad en el trabajo musical. Nicolás, fue uno de los organizadores del concierto junto a los jóvenes del equipo de comunicaciones del Partido Comunistas y de la Unión Patriótica. Él le comentó a VOZ que la decisión de ayudar a montar el concierto y participar en esta fiesta artística, se debía a que “la banda le ha apostado a la construcción de una nueva sociedad desde el arte. La firma de los acuerdos de paz entre el gobierno y las FARC-EP, es un paso significativo para Colombia y como banda apoyamos cien por ciento las iniciativas populares que generen cambios positivos en el tejido social”

Por su parte Alejandro Loaiza, un músico y compositor que desde hace tres años viene mostrando la calidad de su proyecto musical, Frailejón, considera que “una sociedad en paz, está basada también en el uso y respeto de todas las formas de vida, se debe empezar a hablar sobre el biocentrismo y ver al hombre como un elemento más dentro de un sistema de vida que no gira en torno a él. El sí de la paz tiene que arrojar ahora luces sobre la paz del hombre con su entorno para garantizar la vida sustentable de las futuras generaciones y allí está nuestra música como una búsqueda hacia ese mundo soñado y posible que se acerca más cada día en la medida en que luchemos por ello”.

Para los chicos del comité de comunicaciones del PCC, este evento representó: “una forma elemental de afirmar que desde lo artístico, desde lo musical, también se construye pensamiento político y por sobre todo humanismo, que es la esencia de la paz. Además consideramos, que es la juventud quien ha venido despertado este sentimiento, mientras muchas generaciones de adultos, caen en el pesimismo de la paz y justifican la continuidad de la guerra, las nuevas generaciones son las que se resisten a vivir las duras décadas que vivieron los viejos. Este concierto demostró eso, y permitió llegar a otros públicos, personas que no estaban definidas con el sí, pero el concierto ayudó a alimentar ese sentimiento”.

Comments are closed.