Falleció el padre Gabriel Izquierdo

Dedicó su vida a la causa de la paz, los derechos humanos y las soluciones sociales a los más pobres.

Padre Gabriel Izquierdo.

Padre Gabriel Izquierdo.

El mismo día en que se firmaba el Acuerdo Final de La Habana en Cartagena de Indias, el pasado 26 de septiembre, se conoció del fallecimiento en Bogotá del padre Gabriel Izquierdo, sacerdote jesuita dedicado a la construcción de la paz y la defensa de los derechos humanos. Fue un luchador permanente, desde el sacerdocio y la actividad social, de buscar el fin del conflicto armado por la vía del diálogo y de abrir caminos de solución social a los agobiantes problemas de la pobreza en el país.

El padre Izquierdo nació en Bogotá el 23 de febrero de 1942 y se graduó de filósofo y teólogo en la Universidad Javeriana y de antropólogo en la Universidad de Chicago, Estados Unidos. Como sacerdote jesuita estuvo vinculado al Cinep entre 1994 y 1998 donde adelantó y promovió importantes investigaciones sociales y propició la relación del centro de investigación con organizaciones sociales y populares. Se desempeñó también como asesor de Naciones Unidas en temas de derechos humanos, desplazamiento y sociedad civil y fue miembro de la Comisión de Conciliación Nacional de la Conferencia Episcopal Colombiana.

En los últimos años fue miembro de la Junta Directiva del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CPDH). Adelantó proyectos con campesinos en Atlántico y Putumayo. Coordinó el “Proyecto Nación” del Instituto Pensar de la Universidad Javeriana y fue director del proyecto de la Manzana Jesuítica que incluía la terminación de la restauración de la iglesia de San Ignacio, el fortalecimiento del patrimonio histórico de la Compañía y la proyección de la identidad jesuítica en Bogotá y en el país.

Uno de los hechos de la violencia que afectó al padre Gabriel Izquierdo fue el crimen de los investigadores del Cinep Elsa Alvarado y su esposo Mario Calderón, asesinados en su apartamento por paramilitares en la madrugada del 19 de mayo de 1997, por defender los derechos humanos. También fueron acribillados los padres de Elsa. Su madre y el pequeño hijo se salvaron milagrosamente.

Carlos A. Lozano Guillén, director de VOZ, y el colectivo del semanario hacen llegar a la familia del padre Gabriel como a la Compañía de Jesús y al Cinep los sentimientos de pesar y condolencias por el fallecimiento de tan ilustre prelado que dedicó su vida a la causa de la paz, los derechos humanos y las soluciones sociales a los más pobres. “El padre Gabriel siempre fue amigo de esta casa y siempre nos brindó amables opiniones con ánimo constructivo sobre el contenido del periódico”, dijo Carlos Lozano, quien se declaró consternado por el fallecimiento del padre Izquierdo.

Comments are closed.