La Cumbre del G-20 en China

Se planteó el tema que si no se aborda el problema de la desigualdad, se podría poner en peligro el sistema de gobernanza global en la forma que se conoce actualmente.

cumbre-g20-china-2016

Gerardo Esteban Vargas*

A principios de septiembre se reunieron en la ciudad de Hangzhou1 en China los dirigentes del G-20, bloque de países conformado por las naciones industrializadas y potencias emergentes. Se conformó en 1999 pero sólo en 2008 adquirió alguna importancia a raíz de la crisis financiera mundial de ese año. Este bloque representa el 85 por ciento del producto interno global y ya desplazó al G-8 como principal foro de la economía mundial. Asistieron en representación de la Unión Europea (UE) los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. El tema de este año fue «Hacia una economía mundial innovadora, estimulada, interconectada e integradora».

Intento de civilizar el capitalismo

El descontento social tanto en naciones industrializadas como en países en vía de desarrollo, derivado en su mayoría por la alta desigualdad en la distribución de la renta y de la riqueza entre la población, ha generado diversas crisis en las últimas décadas: económicas, sociales, políticas, ambientales, militares y de gobernabilidad. Lo que se podría determinar como una crisis de civilización, en donde está en juego la misma supervivencia humana. En donde estaría la razón colectiva y el socialismo, o seguir con la avaricia particular y el capitalismo.

En el encuentro, se diagnosticaba este problema por parte de la presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde: “el crecimiento ha sido muy bajo durante mucho tiempo y ha beneficiado a muy pocos”. Al igual, apuntan a la falta de control más eficaz a la evasión fiscal en especial de las grandes multinacionales.

Se planteó el tema que si no se aborda el problema de la desigualdad, se podría poner en peligro el sistema de gobernanza global en la forma que se conoce actualmente.

Las reformas planteadas

Es así, que los dirigentes aprobaron un comunicado centrado en: reforzar la agenda de crecimiento del G-20: buscar políticas y conceptos de crecimiento innovadores; construir una economía mundial abierta; garantizar que el crecimiento económico beneficie a todos los países y poblaciones.

Otro tema de debate fue la crisis migratoria y de refugiados, sobre la cual los dirigentes del bloque hicieron un llamado en favor de la necesidad de intensificar la ayuda humanitaria y el reasentamiento de los refugiados.

En lo que respecta a la lucha contra el terrorismo, los dirigentes reafirmaron su solidaridad, su determinación y compromiso de combatir la financiación de este fenómeno. La cumbre también subrayó la importancia de adherirse al Acuerdo de París sobre el cambio climático lo antes posible.

Las principales economías del mundo expresaron su determinación de hacer uso de todos los instrumentos políticos, incluida la política monetaria, fiscal y estructural, para alcanzar un crecimiento intenso, sostenible, equilibrado e integrador. Para ello, pusieron en marcha el Plan de Actuación de Hangzhou e instaron a una rápida y plena ejecución de las estrategias de crecimiento.

La cumbre también propuso el inicio de la cooperación en materia de innovación, la nueva revolución industrial y la economía digital. Los dirigentes refrendaron el plan general del G-20 en materia de crecimiento innovador, que engloba medidas referidas a estos ámbitos. También debatieron cómo seguir construyendo un sistema financiero abierto y flexible y como apoyar la cooperación fiscal internacional.

Las prioridades

El papel del G-20 a la hora de hacer frente a la crisis internacional de los refugiados; empleo, crecimiento e inversión; transparencia fiscal internacional y lucha contra la financiación del terrorismo; fortalecer el sistema monetario y financiero internacional; apertura del comercio y la inversión; aplicación de la Agenda hacia el 2030 para el desarrollo sostenible y del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Cumbres ineficientes y desconcertantes

Los resultados concretos de esta cumbre revelan la impotencia de las medidas acordadas que desbordan la realidad del crecimiento mundial que se sigue desacelerando. Lo que indica claramente que la globalización capitalista puede estar encontrando sus límites naturales debido a una lógica de agotamiento de recursos de toda índole, que afectan a la gran mayoría de la población, para ir a favor de crecimientos económicos y exagerados para unas minorías.

* Economista Investigador del Centro de Estudios e Investigaciones Sociales (CEIS).

  1. http://www.consilium.europa.eu/es/meetings/international-summit (Consultado el 20 de Septiembre de 2016).

Comments are closed.