La influencia de las iglesias en los resultados del plebiscito

Entrevista de RPASur con Ferney Rodríguez Vargas, de la Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo.

uribe1

Según la DIAN, en los últimos tres años se constituyeron 1.258 iglesias en el país, más de una en promedio por día, iglesias que pese a ser Colombia un estado laico, poco a poco han escalado y ganado influencia en la dinámica política y fueron determinantes en el proceso que significo el plebiscito, en especial las iglesias evangélicas o cristianas, según lo afirma Ferney Rodríguez Vargas, magister en enseñanza de las ciencias exactas y naturales de la Universidad Nacional de Colombia e integrante de la Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo.

Según el profesor, es muy triste “el hecho de que algunas iglesias hayan movido a los creyentes de manera mentirosa sobre algunas cuestiones que hacían referencia a la fe y que fueron utilizadas por algunos pastores para que ganase el no”.

“Los ministros religiosos tienen un gran poder de influencia sobre sus feligreses, lo que fue aprovechado por los pastores, quienes terminaron colocando su punto de vista y convenciendo de manera muy fácil a cerca de dos millones de electores”, afirma el profesor Rodríguez.

Frente a lo que se ha denominado la ideología de género, para referirse a los derechos sexuales y reproductivos, según el profesor Rodríguez, “el pastor puede decir para sus fieles que ser gay es malo, pero otra cosa es llevar eso a un asunto político y considerar de manera mentirosa que los acuerdos buscan homosexualizar el país y las familias”.

Como un ejemplo del poco historial en laicidad del Estado colombiano, el profesor Ferney Rodríguez plantea la prevalencia de las visiones religiosas con respecto a la familia, derechos sexuales y reproductivos y la eutanasia, sobre los derechos fundamentales durante los siete años de gestión del ex procurador Ordóñez, con quien, en palabras del profesor, “vimos dificultades entre la Corte Constitucional y la Procuraduría, en donde esta última trataba de no aplicar los fallos respecto a las parejas del mismo sexo, al caso de Sergio Urrego y la reglamentación por parte del Ministerio de Salud de la eutanasia, entre otros”.

Sumado a esto resalta el docente la relación directa de Álvaro Uribe Vélez con algunas de las iglesias evangélicas, en donde “Uribe empieza a ver en muchas iglesias un fortín político importante, porque solamente convenciendo al pastor ya se obtienen todos los votos. Uribe asiste a una de las iglesias en Bogotá que es Avivamiento, a la Misión Carismática Internacional que ahora es sede del Centro Democrático, y entonces los pastores bendicen a Uribe y a sus ministros, dicen que es un ungido por Dios y los feligreses creen que esto es así porque su líder religioso así lo dice. Se fortalece entonces este concubinato entre iglesias y política”.

Según el profesor Rodríguez cerca del año 2013 Uribe en Cali le otorga un terreno que había sido retenido al narcotráfico a una iglesia evangélica, “e inmediatamente los pastores comienzan a decir que el presidente es un aliado de la iglesia cristiana y curiosamente por ese año frente a las reuniones militares empieza a tachar como brazo de la guerrilla a los defensores de derechos humanos, por lo cual empieza una persecución a los defensores y las iglesias guardan silencio frente a esas dádivas recibidas por el presidente Uribe”.

Para las siguientes campañas las iglesias obtienen un papel protagónico, el presidente Santos asiste también a la Misión Carismática y a Avivamiento. Cuando Santos es posesionado y asiste a la Sierra Nevada y realiza el ritual con los indígenas, “las iglesias salen a decir que Santos está pactando con el demonio e incluso empiezan a predicar que el Fenómeno de La Niña, que se da justamente por esos días, es el resultado del encuentro con los indígenas”, afirma el profesor Rodríguez.

“Durante estos años lo que se hace es crear ese monstruo de la no separación entre Estado e iglesia, acá somos laicos de papel, incluso se están destinando partidas presupuestales para eventos religiosos como son los conciertos gospel, conciertos de música carismática y una cantidad de prebendas que se les está dando a las iglesias por su carácter de estar creciendo como mayorías, que va en contravía de lo que la Corte Constitucional ha dicho con respecto a que Colombia es un estado laico”, concluye el profesor Ferney Rodríguez Vargas.

Escuchar el audio de la entrevista (MP3)

Comments are closed.