Otro negro asesinado por la Policía en EEUU: “Dejen de matarnos”

La población afro representa el 13 por ciento de los habitantes de Estados Unidos. Sin embargo del total de muertos a manos de la Policía en 2015, el 27 por ciento eran negros.

Aspecto de las protestas contra el asesinato de ciudadanos negros en Charlotte, la semana pasada.

Aspecto de las protestas contra el asesinato de ciudadanos negros en Charlotte, la semana pasada.

Una oleada de indignación estalló en la noche del 21 de septiembre pasado en Charlotte, Carolina del Norte, cuando se supo que la policía de Estados Unidos acabada de disparar y asesinar a otro ciudadano negro, esta vez, Keith Lamont Scott, de 43 años de edad, ejecutado en un complejo de apartamentos en el oeste de la ciudad.

Las protestas se extendieron hasta la madrugada, y los indignados ciudadanos bloquearon el paso por algunas autopistas, incendiaron autos policiales, saquearon camiones y quemaron mercadería sobre la vía. Un cartel que portaban algunos ciudadanos decía: “Dejen de matarnos”.

Y es que la acción de la Policía se ha convertido en un peligro para la gente de color en Estados Unidos. La población afro representa el 13 por ciento de los habitantes de Estados Unidos. Sin embargo del total de muertos a manos de la Policía en 2015, el 27 por ciento eran negros.

En lo corrido del presente año, según admiten las propias autoridades de estadística, la Policía ha matado a 697 personas, de las cuales 172 son afrodescendientes. En el último homicidio, el jefe de la Policía de Charlotte aseguró que Scott iba armado y desobedeció las instrucciones del cuerpo armado. Los familiares de la víctima desmintieron estas afirmaciones e indicaron que Scott en su vida jamás portó un arma de fuego. Para la ciudadanía negra, la Policía se ha convertido en una amenaza. Ya no pueden llamar a las autoridades para que atiendan procedimientos ciudadanos, pues tienen la certeza de que los uniformados terminan disparando contra los negros.

Comments are closed.