Se mantiene bloqueo económico contra Cuba

Estados Unidos, pese a las declaraciones de Obama, mantiene las medidas de cerco económico, comercial y financiero contra Cuba Socialista, en una actitud de hostilidad contra un pueblo al que considera su vecino y amigo, a dos años de relaciones diplomáticas

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, espera que el 26 de octubre próximo se presente la votación en la ONU en torno al bloqueo a la isla.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, espera que el 26 de octubre próximo se presente la votación en la ONU en torno al bloqueo a la isla.

Alberto Acevedo

Próximamente, Cuba y Estados Unidos habrán de cumplir dos años desde que iniciaron formalmente sus relaciones diplomáticas, intercambiaron embajadores, y el presidente Obama visitó la isla.

Durante su visita a la patria de Martí, el jefe del gobierno norteamericano reconoció que la política de bloqueo hacia Cuba es obsoleta y debe eliminarse, que el bloqueo “solo hace daño al pueblo cubano en lugar de ayudarlo”.

No obstante sus palabras, que parecerían sinceras, las condiciones del bloqueo económico, comercial y financiero de la mayor potencia del mundo contra la isla de la Libertad se mantienen y en algunos casos han endurecido. Así lo denunció hace dos semanas ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el canciller cubano, Bruno Rodríguez, tras solicitar que de nuevo el foro de las naciones estudie una petición de su gobierno de condena a Estados Unidos por la arbitraria sanción, que se prolonga por más de sesenta años.

En una medida que no tiene sentido, el pasado 13 de septiembre, el presidente Obama renovó la vigencia de la Ley de Comercio con el Enemigo, aprobada en 1917 por esa nación, y uno de los pilares fundamentales en que se asienta el bloqueo económico contra la isla.

Ahora es peor

No solamente se mantienen las medidas de apremio económico vigentes desde que se decretó el bloqueo, sino que en algunos casos la situación ha empeorado. Tal es el caso de la salud pública donde las pérdidas sufridas por Cuba, desde que restablecieron relaciones con Estados Unidos, suben a los cinco millones de dólares.

También se han visto afectados el comercio exterior, la alimentación, el turismo y la biotecnología, entre otros renglones. Un ejemplo de afectación en la salud es que Cuba no puede adquirir estimuladores cerebrales profundos, esenciales para el tratamiento de enfermedades neurológicas, y que son producidos de manera exclusiva por el laboratorio norteamericano Medtronic. En este sentido, pacientes afectados por Parkinson no tienen la posibilidad de acceder a medicamentos para su tratamiento.

El titular de la cartera de Exteriores valoró la mirada crítica hacia el bloqueo que en varias oportunidades ha hecho Obama. Reconoció como pasos positivos el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países, la reapertura de embajadas y la exclusión de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Declaración cínica

Pero en más de sesenta años de bloqueo se ha creado toda una cultura que justifica esa medida de exclusión. El 17 de septiembre pasado, el Miami Herald en una nota editorial la justificaba “porque el embargo es la última carta que le queda a Estados Unidos para presionar por un cambio en la isla”. Es una declaración cínica, pero revela la esencia de la política norteamericana hacia Cuba y hacia el continente.

Estos mismos argumentos fueron esgrimidos anteriormente por la CIA y el Departamento de Estado. Ese “embargo”, dicen los documentos oficiales norteamericanos, es una guerra económica para “inducir al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, unido a operaciones psicológicas que acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen”.

Uno de los aspectos más odiosos del bloqueo económico impuesto por Estados Unidos es el que los cubanos llaman la “extraterritorialidad” de la medida, que consiste en que Washington impone sanciones a los bancos y empresas de terceros países que adelanten negocios con similares en la isla.

Después del anuncio de normalización de relaciones entre los dos países, el 12 de marzo del año pasado el banco alemán Commerzbank fue multado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros, OFAC, de los Estados Unidos, por mantener relaciones con Cuba.

Ejemplos crueles

El 1 de junio pasado, la firma norteamericana Sygma Aldrich, líder en la producción de química y bioquímica, se negó a suministrar a la cubana Quimpex productos indispensables para la industria, ‘porque Cuba es un país sometido a las leyes del bloqueo’.

Apenas un día después de esta negativa, la norteamericana Columbian Boyler Company, especializada en la fabricación de contenedores presurizados, se negó a suministrar a Quimpex los cilindros necesarios para envasar el cloro que se emplea en la potabilización del agua del sistema de acueductos, pese a que el Departamento de Comercio había dado la autorización.

En noviembre pasado, la OFAC impuso al banco francés Crédit Agricole, una multa de 1.116’893.585 dólares por procesar 173 transferencias electrónicas, vinculadas a propiedades de interés para el gobierno cubano. El pasado 20 de enero, la compañía de diseño norteamericana Watg Holdings Inc. fue multada con 140.400 dólares, porque entre octubre de 2009 y mayo de 2010 la subsidiaria suya en el Reino Unido trabajó para una empresa catarí en el diseño y arquitectura de un hotel en Cuba. La lista de casos semejantes es larga.

En una valoración global de los daños causados por el criminal bloqueo, el canciller cubano, al presentar el informe ante las Naciones Unidas, aseguró que en más de seis décadas de bloqueo, los daños vinculados a la medida ascienden a 753.688 millones de dólares.

El canciller cubano precisó que hace poco, “Obama admitió que el bloqueo no funcionó para los objetivos históricos de Estados Unidos, para los objetivos norteamericanos a lo largo de cinco décadas. Pero Obama no dijo que la medida es ilegal, que es una violación del Derecho Internacional; no dijo que es una violación de los derechos humanos, no dijo que es inmoral, que viola toda ética, ni dijo tampoco que es cruel y provoca daños humanos”.

Comments are closed.