Bob Dylan y “las nuevas expresiones poéticas”

Este año la polémica entre la crítica, escritores y demás espectadores que suelen estar a la espera, cada año, del ganador o ganadora del Premio Nobel, se creó porque la Academia Sueca decidió premiar a un músico.

Bob Dylan.

Bob Dylan.

Renata Cabrales

Hasta la fecha, 822 hombres han sido galardonados con el Premio Nobel en diferentes campos del saber, pero solo 48 mujeres, a lo largo de la historia, han recibido este galardón; 14 de ellas, el Premio Nobel de literatura.

Las más recientes han sido la cuentista canadiense Alice Munro (2013), que escribió Something I’ve Been Meaning to Tell You; y en 2015, la periodista bielorrusa Svetlana Alexiévich, “por sus escritos polifónicos, un monumento al sufrimiento y coraje de nuestro tiempo”.

Se puede observar que, en los últimos tiempos, la Academia Sueca ha mostrado la intención de ser más incluyente a la hora de nominar a las y los posibles ganadores del Nobel. Aun así, el movimiento feminista se cuestiona qué sentido tiene un día reivindicativo de los derechos de las mujeres como el 8 de marzo.

Bob Dylan

Este año la polémica entre la crítica, escritores y demás espectadores que suelen estar a la espera, cada año, del ganador o ganadora de este significativo galardón, se creó no por la desventaja en la que siempre se han encontrado las mujeres con respecto a este importante premio, sino porque la Academia Sueca decidió premiar a un músico, nada menos que a Robert Zimmerman, mejor conocido como Bob Dylan, seudónimo que obtuvo en honor al poeta galés que influenció sus líricas, Dylan Thomas.

Dylan Thomas ha influenciado al cantautor estadounidense con su estilo lírico, el cual ha hecho que este sea reconocido como el más grande cantautor de música protesta de todos los tiempos. En sus canciones, Dylan manifiesta estar en contra del racismo “Oxford Town” y de la guerra “Masters of War”, por ejemplo. De este modo, algunos críticos han manifestado que la poesía de Thomas, como la música de Dylan, constituyen una poesía del conflicto, por lo que se puede decir que la canción protesta es como una evolución del estilo poético de Thomas.

Es por eso que Dylan recibe el galardón, por haber creado “nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense”, según el fallo difundido por la Academia. Siendo esta la primera vez que se distingue con el Nobel de Literatura a un “cantautor”. Bob Dylan, quien ha sido reconocido en varias ocasiones como el mejor representante de la canción protesta de todos los tiempos, es ahora Premio Nobel de Literatura.

Algunos miembros de la Academia se han mostrado en contra de la entrega del premio a un músico, argumentando que la música nada tiene que ver con la literatura y que, incluso, las letras de las canciones de Dylan a veces son poéticas, pero no en todos los casos. En Colombia, quienes manifestaron su inconformidad fueron los escritores Piedad Bonnet y Héctor Abad Facciolince. Por su parte, la reconocida escritora y PhD en literatura española y portuguesa de la Universidad de Yale, Carolina Sanín, quien ha demostrado conocer bastante de cerca la obra de Dylan, por ser, además, una gran estudiosa de la lengua materna del cantante, ha reconocido que la Academia Sueca no se ha equivocado al otorgar el merecido reconocimiento a tan excelente poeta.

Intertextualidad: de la música a la literatura y de la literatura a la música

Las expresiones musicales y literarias siempre han estado relacionadas entre sí, hasta el punto que existen creaciones que han evolucionado en la cultura y que influyen las unas en las otras, desvaneciendo la frontera entre ambas manifestaciones artísticas.

Es sabido que las obras musicales y literarias pueden coincidir en diversas expresiones culturales como dramas musicales, óperas, entre otras más antiguas como la trova, en los que música y literatura establecen dos niveles en un solo discurso.

Como lo expresa Esther López Ojeda, en su artículo Literatura y música:

“La literatura utiliza la música como coartada: el texto de las canciones necesita de ella, la lírica comparte con la música uno de sus elementos esenciales como es el ritmo, en el género dramático la presencia de la música es constante (para crear la ambientación, la caracterización de personajes, señalar las partes de la acción…), el texto literario, reflexiona sobre la música y la teoría musical, etc. Además, la música también utiliza a la literatura como coartada: los textos muchas veces son musicalizados, hay correspondencia entre la frase melódica y la frase textual, la música programática evoca lo extramusical, acercándose a la narración literaria, la literatura es fuente de inspiración de temas, personajes y formas para la música, etc.”.

Asimismo, afirma la autora, desde el punto de vista literario, el texto se relacionará con la música en el cualquier nivel (fónico, morfosintáctico y semántico).

No podemos olvidar que los trovadores, por su parte, fueron poetas-músicos que pertenecían a la nobleza y que tuvieron una gran relevancia durante la Edad Media. Nacen en la zona del sur de Francia, Provenza, a finales del siglo XI, y se extendieron por Europa, principalmente por Alemania, Italia y España.

Así mismo, vale la pena mencionar que una de las definiciones de la literatura en el diccionario de la RAE es: “f. Mús. Conjunto de obras musicales escritas para un determinado instrumento o grupo instrumental. Literatura pianística”.

El eterno nominado: Haruki Murakami

El escritor japonés, Haruki Murakami, quien ha sido nominado al Premio Nobel de Literatura en diferentes ocasiones: 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016, es también una prueba fehaciente de que la literatura y la música son dos lenguajes extrañamente relacionados, como lo afirma el autor: “Prácticamente todo lo que sé acerca del escribir lo aprendí de la música. Puede sonar paradójico pero sin mi obsesión por la música seguramente nunca me hubiese convertido en novelista. Incluso ahora, después de casi 30 años, continuo aprendiendo mucho de la buena música sobre el escribir”.

Desde Los Beatles hasta Led Zeppelin o Radiohead, o el jazz, desde la música popular a la música clásica, son pequeños universos que no solo hacen parte de sus historias o de la vida de los protagonistas de sus relatos, sino que suelen ser parte de la construcción del argumento de sus novelas.

Comments are closed.