Clavos calientes

La Iglesia y el sí (1)

La mayoría de los obispos de la Iglesia Católica votaron por el “No” en el plebiscito. Esa fue la decisión en un cónclave de la Conferencia Episcopal, semanas antes de la refrendación de los Acuerdos de La Habana. La decisión fue impulsada por el cardenal Rubén Salazar y contó con la mayoría de los purpurados. Los promotores del “Sí” fueron silenciados. “No podemos decir nada”, dijo en una conversación privada uno de los obispos más comprometidos con la paz, mientras monseñor Luis Augusto Castro, presidente de la Conferencia Episcopal, tenía que hacer malabarismos en el lenguaje cada vez que hablaba del tema, obligado a una absurda neutralidad a pesar de su respaldo a la paz.

conferencia-episcopal-colombia

La Iglesia y el sí (2)

Pero la situación cambio después del plebiscito favorable al “No”. En una reunión de jerarcas de la Iglesia católica en que la mayoría le dio la espalda a Salazar y se orientó por apoyar una pronta solución favorable a la negociación con las FARC, monseñor Castro explicó el viraje porque fueron mal interpretados, según él, pues su invitación fue a votar porque “era lo que podíamos hacer”. Por supuesto no quiso reconocer la división interna que afrontaron. Ahora cambiaron la decisión y Castro se pronunció por la paz, rechazó que exista “ideología de género”, criticó las mentiras en las toldas del “No” y se unió al clamor por el acuerdo ya. No aceptó que hubiera división interna sino “una especie de entusiasmo mal conducido”.

Militares no le caminan a Uribe

Los militares que están detenidos, la mayoría condenados a largas penas por delitos de lesa humanidad, no le caminan a la propuesta de Álvaro Uribe Vélez de lograr reducir las penas y de un mejor tratamiento a sus situaciones según cada caso. Prefieren el Tribunal Supremo de Paz y acogerse a la justicia transicional y restaurativa aprobada en el Acuerdo de La Habana.

Uno de los detenidos, consultado por VOZ, dijo que Uribe quiere utilizar a los militares “caídos en desgracia” para salvar a sus amigos que están encartados y condenados por la Corte Suprema de Justicia en única instancia. El Acuerdo de La Habana, según los militares presos, es mejor, más viable, porque contempla atenuantes y mejor trato en el manejo de las penas. Da el mismo trato a todos los responsables de delitos en el conflicto.

Apoyo a la paz

Antonio (“Tony”) López, por muchos años consejero político en la Embajada de Cuba en Bogotá y experto en el tema de Colombia, escribió hace pocos días:

“La opinión pública colombiana e internacional debe tener en cuenta que los diálogos de paz en La Habana, han tenido un enorme consenso y apoyo internacional, ningún proceso de esta delicada naturaleza, ha recibido tanto apoyo, comenzando por el Papa Francisco, pasando por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la Asamblea de la ONU y su secretario general Ban Ki Moon, la Unión Europea, Rusia, China y Estados Unidos, Unasur y la Celac, así como el respaldo de los gobiernos latinoamericanos y caribeños representados en Cartagena de Indias por sus distinguidos presidentes, durante la firma del Acuerdo General de La Habana, así lo han patentizado”.

Comments are closed.