Despidos masivos y cierre de servicios

Los trabajadores de Colsubsidio no entienden cómo ni por qué los han venido despidiendo de esa entidad, aun sin respetar a los enfermos

Trabajadores sindicalizados en mitin en la sede de Colsubsidio en Bogotá, en la calle 26. Foto J.C.H.

Trabajadores sindicalizados en mitin en la sede de Colsubsidio en Bogotá, en la calle 26. Foto J.C.H.

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

Desde el 16 de septiembre pasado, el sindicato Sinaltracomfa Colsubsidio, Bogotá, ha venido denunciando el despido masivo de trabajadores en Colsubsidio -que según esa organización-, serán dos mil hasta el mes de diciembre próximo.

Por eso, para denunciar los hechos de los que son víctimas, el pasado 11 de octubre, más de 50 trabajadores de esa entidad realizaron un mitin frente a una de las sedes en la capital del país.

En la manifestación, Andrés Amaya López, presidente de Sinaltracomfa Colsubsidio, Bogotá, explicó: “Luis Carlos Arango Vélez, presidente de Colsubsidio, quiere reducir la nómina sin tener en cuenta que hay trabajadores enfermos o con restricciones laborales. Por eso creemos que quiere sacar a los antiguos y a los enfermos, algunos de los cuales han demandado por violación del fuero circunstancial y el sindical. Los echa sin permiso del Ministerio de Trabajo”.

Hasta el día de la protesta habían sacado personal con contrato a término indefinido de los hoteles, los supermercados, las clínicas, Piscilago, indemnizándolos y sin que todos hayan sido reemplazados. Los pocos que ingresan a sustituir a los despedidos, lo hacen con contratos de prestación de servicios, con la mitad del salario, a través de convocatorias por su misma agencia de empleo.

A la espera de respuestas

Los dirigentes sindicales comentan que el presidente de la entidad se ha negado a reunirse con ellos para dar las explicaciones: “Él no quiere saber nada del sindicato. Le presentamos un pliego de peticiones pero no quiso negociar, hablaron con nosotros por cumplir con la ley y se fue a un tribunal de arbitramiento”, dice Andrés Amaya.

El petitorio se presentó desde junio de 2014 y el tribunal falló en febrero de 2016; durante ese tiempo los beneficios del pacto colectivo fueron suspendidos a los trabajadores para presionarlos a que no se afiliaran al sindicato.

Por otra parte, la caja de compensación también ha cerrado varias bibliotecas, lo que no solo afecta a los trabajadores sino a sus beneficiarios. Y aunque la Superintendencia de Subsidio Familiar le dio la orden al presidente Luis Carlos Arango Vélez, de abrir nuevamente esos servicios, continúan cerrados.

Los trabajadores sindicalizados seguirán con sus manifestaciones y sus acciones legales, hasta lograr que la dirección de la entidad los escuche y respete sus derechos laborales y de asociación.

Colsubsidio es una caja de compensación del ámbito departamental, sus servicios están principalmente en Cundinamarca, aunque cuenta con algunos servicios como droguerías, y hoteles, en otros departamentos. Para prestar sus productos cuenta aproximadamente con 14 mil trabajadores.

Comments are closed.