Pablo Beltrán (ELN): “La paz es un asunto de voluntad política”

El comandante de la segunda guerrilla más importante de Colombia enumeró dos pasos necesarios para la paz: voluntad política y cese de la persecución, en entrevista exclusiva para Telesur

Pablo Beltrán, integrante del COCE del ELN.

Pablo Beltrán, integrante del COCE del ELN.

Redacción de VOZ y Telesur

Después de casi cuatro años de contactos y de la “fase exploratoria”, como lo reveló Pablo Beltrán, integrante del COCE del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Gobierno nacional y la “segunda guerrilla más importante de Colombia” como la define Telesur, anunciaron que el 27 de octubre próximo será la instalación pública de la mesa de diálogos, en Quito, Ecuador, y el comienzo formal de los mismos será a partir del 3 de noviembre próximo en la misma capital sudamericana.

Desde el 30 de marzo del presente año, el ELN y el gobierno de Santos anunciaron en Caracas que habían llegado al acuerdo de una agenda de negociación y que pronto iniciarían los diálogos directos en Ecuador. Sin embargo, pasaron seis meses de alejamiento entre las partes, porque el Gobierno, como suele ser su costumbre, exigía gestos unilaterales antes de empezar el proceso de conversaciones y de posibles acuerdos. El tema era el de los “secuestrados/retenidos” para utilizar la fórmula escogida por las partes en el comunicado en que anunciaron el comienzo de los diálogos de paz.

La agenda de seis puntos (el mismo número que con las FARC, aunque no idénticas) está contenida en el Acuerdo de Diálogos para la Paz de Colombia entre el Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional, a la cual se llegó después de varios encuentros desarrollados en Ecuador, Venezuela y Brasil, entre el 27 de enero de 2014 y el 30 de marzo de 2016. Fue la llamada fase exploratoria porque los contactos con el Gobierno de Santos se iniciaron desde 2012.

La agenda

Los puntos de la agenda son los siguientes:

1.- Participación de la sociedad en la construcción de la paz

2.- Democracia para la paz

3.- Transformaciones para la paz

4.- Víctimas

5.- Fin del conflicto armado

6.- Implementación

Cada punto contiene varios ítems que serán desarrollados a cabalidad. El comunicado del pasado 10 de octubre, dado a conocer en Caracas, señala que la discusión de la agenda comenzará por el punto 1 y el subpunto f del tema 5 que se refiere a “las acciones y dinámicas humanitarias”. Tratando de definir la agenda, José Noe Ríos, uno de los voceros del Gobierno en la fase exploratoria, dijo:

“La característica de esta agenda es que no tiene definidos los temas que van a ser objeto de debate y negociación. Ya que empieza con el trabajo de definir la forma como la sociedad va a participar de una manera activa en los debates fuertes del país, y estoy seguro de que dada la tradición del ELN, los temas van a orientarse a asuntos como el minero-energético, el agua, la protección del medio ambiente, el de la reivindicación de la protesta social y la validación de las comunidades y los líderes de las decisiones que afectan sus territorios. Eso seguro que va a salir, pero la agenda no tiene una palabra que los mencione”.

La entrevista de Telesur con el comandante Pablo Beltrán, de 25 minutos, abarcó una serie de aspectos importantes. A continuación la versión publicada en www.telesurtv.net:

Con el comandante Pablo Beltrán

El ELN y el Gobierno colombiano inician la fase pública de diálogos el próximo 27 de octubre en Quito (Ecuador) con una agenda sobre la participación de la sociedad en la construcción de la paz y el proceso de liberación de retenidos. Seis países serán garantes del proceso de diálogo: Venezuela, Cuba, Chile, Noruega, Ecuador y Brasil.

Pablo Beltrán, comandante del Ejército de Liberación Nacional (ELN), asegura que el problema de la guerra en Colombia no es el combate entre el Ejército y la insurgencia, sino la persecución política de sectores de la derecha, durante entrevista exclusiva para Telesur.

“El combate es solo un factor de la guerra que depende de la voluntad de ellos de hacer persecución política, cosa que criticamos”, señalando que en su país hay una derecha violenta que se lucra de la guerra y es la principal promotora del conflicto “por fuera de ellos, todos son aliados”, acotó respecto a sectores radicales como el uribismo (del expresidente y ahora senador Álvaro Uribe).

La represión estatal es un punto importante, “cuentan con policías que reprimen protestas contra los problemas sociales del país, más el Ejército mejor armado del continente, más grande que el de Brasil incluso, cuando nuestra población es mucho menor”.

Beltrán resalta cómo, en medio de un proceso de paz de cuatro años, aún no se detiene la matanza de líderes sociales, ambientalistas, indígenas y campesinos, “gente de izquierda, la derecha no coloca muertos, sigue la persecución política, por eso somos nosotros quienes pedimos a la derecha que deje la violencia política”.

La violencia del poder

¿Cómo se lee esto en un proceso de paz? Beltrán considera que bajo el punto cinco de la agenda sobre sacar la violencia de la política, “una élite dominante le dice a la insurgencia que no use más el fusil, pero nosotros como fuerzas populares le decimos a esa élite que deje de usar la violencia para mantenerse en el poder”.

Al ser consultado de por qué no habían negociado con gobiernos anteriores, señaló que llevan 25 años participando en procesos de paz (desde 1991), y si no se hizo antes fue por apatía de ese sector, “si hay sectores dispuestos a hacer la paz, en las guerrillas entonces por supuesto que habrá un interlocutor, si no se hizo antes fue por falta de voluntad política”.

Respecto a las retenciones que realiza el ELN, Beltrán dijo que negociarán con el Gobierno el pacto de un cese al fuego que detendría de inmediato este tipo de acciones. Además, se anunció el proceso de liberación de los retenidos antes del 27 de octubre.

Beltrán espera que al término de estas negociaciones, sea la paz el aporte de los colombianos para que el continente esté libre de guerras.

Comments are closed.