Piedad Córdoba recupera sus derechos

Un fallo en derecho le devolvió a Piedad Córdoba la elegibilidad política, arrebatada por una decisión judicial espuria

Piedad Córdoba.

Piedad Córdoba.

Redacción Política

“A pesar de este tiempo de aislamiento institucional he buscado otros caminos para cumplir con las promesas con las que me eligieron. Espero no haberlos defraudado”, dijo la exsenadora y vocera de Marcha Patriótica Piedad Córdoba en sus primeras reacciones después de conocido el fallo del Consejo de Estado en el que anula su última sanción administrativa que le había impuesto la Procuraduría General del Nación en cabeza del destituido Alejandro Ordóñez.

Sobre los hombros de la exparlamentaria subsistía una sanción de destitución e inhabilidad por 14 años para ejercer cargos públicos, pues, de acuerdo con el Ministerio Público, habría incurrido en falta gravísima a título de dolo por contribuciones económicas ilegales a la campaña del entonces candidato a la Cámara de Representantes Ricardo Antonio Montenegro Velásquez, en el 2010.

La magistrada Sandra Lisset Ibarra Vélez, de la Sección Segunda, declaró la nulidad de la sanción por no encontrar pruebas que demostraran una violación a la ley disciplinaria. “La Sala concluyó que la investigación de la Procuraduría General de la Nación se basó en conjeturas e indicios que no fueron demostrados y que no constituyen medios de prueba a la luz del Código Disciplinario”, señaló el alto tribunal administrativo.

Fue débil la prueba en los dos procesos disciplinarios con los que el ex procurador Ordóñez dejó a Piedad fuera del Congreso: “Él es consciente de que un documento en Word no es prueba porque es manipulable. Si yo fuera de las FARC no tendría problema en decirlo”, expresó Piedad, al tiempo que recordaba los debates jurídicos y político que libró en su defensa.

“Para mucha gente es muy importante el fallo porque nos devuelve la fe en la Justicia, a pesar de lo demorado de la decisión. Creer en la Justicia es un valor que en Colombia se está perdiendo. Además, se falló en derecho y por eso estoy muy agradecida con mi defensa”, señaló Piedad Córdoba.

Una de las personas más perseguidas por la derecha colombiana es Piedad Córdoba, quien advirtió que por ello los dos procesos de nulidad contra las decisiones del exprocurador fueron una lucha jurídica muy significativa para quienes como ella fueron víctimas de falsos procesos judiciales.

“Mucha gente pudo ser injustamente condenada por su sevicia y su odio, por su falta de ética y verdad. Una persona como Ordóñez debería ser sancionada. El nuevo procurador debería revisar todas las actuaciones hechas por Ordóñez”, indicó la vocera de Marcha Patriótica.

Lo que viene para la exsenadora no es nada distinto a su trabajo cotidiano por la paz. Señaló que no está pensando en cargos de elección pública. Su afán es encontrar los caminos necesarios para consolidar la paz, implementar los acuerdos y poner sus buenos oficios al servicio del proceso de paz con la guerrilla del ELN así como lo ha hecho con la negociación de La Habana.

Sin embargo, lamentó que su trabajo por la paz no lo hubiera podido hacer desde el Congreso de la República en tiempos difíciles como la aprobación del marco legislativo para la paz o las leyes que hicieron posible los acuerdos de La Habana.

Piedad Córdoba destacó las últimas noticias que provinieron de Caracas: “Vamos a seguir buscando la paz completa, nos sentimos satisfechos por las últimas noticias y yo creo que es momento de juntarnos cada vez más para el esfuerzo de lograr una unidad para la paz y la reconciliación nacional”.

Córdoba subrayó que no hay posibilidades para que ella retorne al Partido Liberal y le agradeció al jefe de la colectividad roja por sus declaraciones, invitándola a formar parte de sus filas. Para Piedad su papel futuro no incluye hasta ahora partidos políticos sino tareas políticas: “la movilización por la paz es un aliento, un impulso a todo el país y son los ciudadanos que se apropiarán de cada uno de los puntos del acuerdo para su implementación. Lo mejor que hizo el procurador fue empujarme para que hiciera política en la calle, porque me ha permitido creer y ser mejor ser humano”, indicó.

Por último señaló que la indemnización que recibirá por los daños y perjuicios causados por la arbitraria decisión de la Procuraduría los destinará a las mujeres de Colombia y al trabajo por la paz.

Comments are closed.