Cartas

Guerra fácil

Pregunta del millón: A los votantes por el No a la paz, podemos preguntarles, ¿cuántos hijos están dispuestos a enviar a la guerra infinita? Porque hacer la guerra con los hijos de otros, es muy fácil. Nos vemos en el camino. Saludos. Roberto. Planificador y diseñador de sueños y utopías sociales (vía Internet).

guerra-colombia

Una queja

Reciban un revolucionario saludo de la célula Froylán Arango del Oriente Antioqueño. Hemos recibido una queja de algunos compañeros del municipio de Marinilla, Antioquia, en el sentido de que la emisora comunitaria de dicho municipio retransmitió el sábado 1 de octubre un evento en que el senador Álvaro Uribe Vélez en el recinto del concejo se refirió en términos desobligantes en contra del sí.

No entendemos por qué esta emisora comunitaria se prestó para dicha campaña en favor del No, cuando en el municipio de Rionegro la semana antes del plebiscito uno de los locutores hizo comentarios a favor del sí y le fue llamada la atención inmediatamente por Mincomunicaciones. Le adjunto los documentos que nos envían los compañeros. Atentamente, Carlos López (vía Internet).

Desalojo en Usme

Habitantes de sectores y barrios como San Germán, Tocaimita, Portal el Divino, Cajita de Soches en Usme, Bogotá, aseguran que el interés del alcalde Peñalosa, no es otro que seguir haciendo negocios con sus amigos constructores y que esta comunidad, simplemente quiere ser desalojada para no dañar la visión que tiene el mandatario capitalino de una ciudad sin gente humilde. Mario G. (Vía Internet).

Las cuentas no cuadran

En medio de una mar de desinformación y de mentiras de todas las categorías, el Gobierno nacional ha presentado otra reforma tributaria, a pesar de que el señor presidente en su campaña inicial había manifestado que no subiría los impuestos. Años atrás, cuando se le descuadraban las cuentas al Gobierno (ojo: Gobierno no es lo mismo que Estado), se hablaba de un desfase en la balanza de pagos o de un déficit fiscal. Ahora, cumpliendo con la ley de los eufemismos, que es silvestre aquí, en este olvidadizo país, lo llaman “hueco fiscal”. Y viene el primer gol: nunca explican al detalle, y nadie pregunta por qué hay “hueco fiscal”.

Claro que se justifican virtualmente (es decir, los culpables no son personas, sino la inflación, los bajos precios del crudo, el cambio climático, es decir, más eufemismos, juego imbécil que desaparece a los culpables reales de carne y hueso, para que todo siga igual de peor, per sécula seculorum, o sea, indefinidamente). Y no explican jamás por qué nunca se benefició el pueblo – pueblo cuando había bonanza. Segundo gol: La deuda pública sigue disparada, y son unos 100.000 millones de dólares.

¿En dónde estará semejante cantidad de dinero? Es obvio no fue invertida, lo cual lo demuestran las obras inconclusas, los desfalcos y la miseria in crescendo que se ve en todos partes del país. En mi opinión, las causas reales del desfase fiscal son: robo directo de los impuestos en la DIAN; apropiaciones indebidas en los contratos públicos; obras infladas hasta 12 veces o más en su costo real; sueldos exorbitantes, primas, salarios y pensiones jugosas de los congresistas y demás yerba del pantano; garantizar el saldo permanente, muy alto, de la cuenta financiera llamada “mermelada”. Víctor Julio Sánchez Mora (vía Internet).

Comments are closed.