Rechazo a la reforma tributaria

Declaración del Partido Comunista Colombiano.

Tomada de: http://www.elcolombiano.com

Tomada de: http://www.elcolombiano.com

El artículo 363 de la Constitución Política de Colombia dice que  “El sistema tributario se funda en los principios de equidad, eficiencia y progresividad.”

La mal denominada reforma estructural tributaria que acaba de presentar el gobierno al Congreso no tiene ninguno de los principios enunciados por la Constitución:

-No es equitativa porque ataca fundamentalmente a los ciudadanos(as) de menores ingresos al proponer aumentar la tarifa general del IVA del 16 al 19%; establece el monotributo a las pequeñas tiendas, peluquerías y negocios similares, le da facultad a la DIAN para establecer cuáles entidades serán consideradas sin ánimo de lucro, le carga un impuesto adicional a los combustibles con destino al llamado Fondo de Estabilización, y amenaza con cárcel a los evasores sin que hasta la fecha se haya publicado quiénes son los evasores, ni se supo quienes integraron la lista de los “Panamá-papers”, además deberían publicar también quienes tributan. No es equitativa porque reduce la cuantía salarial para declarar renta de 3.5 millones a 2.7 millones, mientras los dividendos que reciben los capitalistas solo serán grabados cuando sean superiores a 29.7 millones en un 10% y en un 5% entre 17 y 20 millones.

– No es progresiva, porque reduce el impuesto de renta para las empresas hasta bajarla de 43 a 32% en tres años, aquellas que están ubicadas en las zonas francas solamente pagarán 24% y siguen exoneradas de cumplir las leyes laborales del país; y no contiene una mínima dosis de progresividad, pues en esencia pretende castigar el consumo de las clases populares, en vez de poner a tributar a personas naturales que poseen gigantescas fortunas (solo el 0.1% de colombianos(as) devengan más de 300 millones de pesos al año). En los países capitalistas de la OECD como Dinamarca pagan los que más ganan, es más, ni duele pagar impuestos porque se nota la presencia del Estado en materia de salud, educación, vías de comunicación, etc. El gobierno alega que la reforma es indispensable para ingresar a la OECD, pero en Colombia el capital no paga impuestos.

-La reforma tampoco da muestras de que tendrá eficiencia: el país tiene derecho a conocer a quienes evaden y eluden los pagos de impuestos, evasiones que ascienden a una cuantía superior a los cuarenta billones de pesos, o sea una cifra mayor de lo que aspira a recoger el establecimiento con la reforma presentada. Se dice que la corrupción se lleva casi diez billones de pesos cada año y todo el mundo sabe el nivel de impunidad que existe en esa materia, donde corrompidos como Jorge Pretelt han alcanzado las más altas dignidades en la Justicia.

Dentro de la misma lógica estructural en el presupuesto que acaba de aprobar el Congreso de la República para el año fiscal 2017, los costos de cuotas de amortización e intereses que desembolsará el país para la deuda es de 53 billones de pesos y en una Nación que le está apostando a la reconciliación y a la paz, el gasto militar supera los 29 billones de pesos.

El Partido Comunista Colombiano considera que es factible construir una política tributaria que tenga en consideración los principios constitucionales, máxime en el marco del proceso de solución política y del Acuerdo logrado. Desarrollo y consecuencias de ese conflicto han sido la permanencia y la profundización de la desigualdad, unida a la exclusión política y el exterminio de opositores que ha producido cientos de miles de muertos, decenas de miles de desaparecidos y casi siete millones de desplazados, que ha colocado a Colombia como el primer país en desplazados y el cuarto con mayor inequidad en el mundo.

Llamamos a la movilización nacional convocada desde diversos sectores para el próximo 27 de octubre en rechazo a la reforma tributaria presentada por el gobierno nacional, ligando siempre el tema de la exigencia de cumplimiento de los acuerdos de paz y a su implementación ya.

Partido Comunista Colombiano

Comité Ejecutivo Central

Bogotá, 26 octubre de 2016.

Comments are closed.