Histórica condena en las Naciones Unidas Obama se va, el bloqueo se queda

De forma unánime la Asamblea General de la ONU condenó de nuevo el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba. La representante de Washington ante el organismo internacional, se abstuvo de votar la resolución

Por: Alberto Acevedo

Cuba obtuvo la mayor victoria diplomática de su historia, al conseguir, el pasado 26 de octubre, que la comunidad de naciones, en el marco de la Asamblea General de la ONU, aprobara, por primera vez sin un voto en contra, una resolución presentada por su canciller Bruno Rodríguez, exigiendo al gobierno y al congreso de los Estados Unidos, levantar el criminal bloqueo económico, comercial y financiero que durante más de medio siglo ha mantenido contra Cuba socialista.

El proyecto de resolución fue aprobado por 191 votos a favor, ninguno en contra y las abstenciones de Estados Unidos y su incondicional aliado, Israel. La embajadora norteamericana ante el organismo multilateral, Samantha Power, sorprendió al auditorio cuando anunció que su gobierno no votaría en contra de la resolución, respondiendo a una política de normalización de relaciones con el gobierno de la isla antillana. De inmediato el recinto estalló en aplausos ante esta postura diplomática.

El canciller cubano Bruno Rodríguez, interviene ante las Naciones Unidas.

El canciller cubano Bruno Rodríguez, interviene ante las Naciones Unidas.

Sin embargo, los representantes del mundo entendieron que aunque loables, las acciones del presidente Obama no han sido suficientes para aliviar la condición de aislamiento y de penurias en que su país ha pretendido sumir al gobierno y al pueblo cubano, en una actitud de retaliación por su decisión de edificar un modelo de desarrollo independiente, sin la tutela de las grandes potencias imperiales.

Retórica

“La política estadounidense de aislamiento a Cuba no ha funcionado. En lugar de aislar a Cuba, nuestra política ha aislado a Estados Unidos, incluso aquí en la ONU”, dijo Power.

Por su parte el canciller cubano Bruno Rodríguez, quien sustentó el texto de la resolución ante la ONU, admitió que la administración Obama ha hecho esfuerzos por regular las relaciones entre las dos naciones, como el nombramiento de embajador en la isla, pero más allá de su retórica formal, no han sido mayores los avances para superar la situación. Incluso en aspectos como el de comercio de medicinas, la situación ha empeorado bajo la administración Obama. Lo cierto es que el mandato del gobernante norteamericano llega a su final, y el bloqueo contra Cuba permanece.

Según el canciller cubano, durante el último año, hasta marzo pasado, desde la primera reunión de Obama con el presidente Raúl Castro, los daños económicos provocados por el bloqueo a Cuba ascienden a 4.680 millones de dólares. Y las pérdidas desde que se impuso la medida, en los meses siguientes al triunfo de la revolución,  ascienden a 753.688 millones de dólares.

Comments are closed.