San Martín contra el fracking

“Le estamos exigiendo al Gobierno nacional que se prohíba el fracking en Colombia y, en particular, que se suspenda toda actividad en San Martín (Cesar)” Moisés Barón

Movilizaciones contra el fracking en San Martín, Cesar.

Movilizaciones contra el fracking en San Martín, Cesar.

Por: Carolina Tejada

El fracking o fracturación hidráulica, es una técnica usada desde los años 50, la cual tiene como fin aumentar la extracción comercial en pozos convencionales de gas y petróleo del subsuelo, las cuales se pueden hallar en profundidades de entre mil y cinco mil metros. Hasta la fecha se habla de más de 2,5 millones de fracturas en pozos en todo el mundo, de los cuales, un millón se han hecho en Estados Unidos.

Esta fracturación hidráulica, se realiza en pozos cuyo estructura esté previamente entubada y cementada, por lo general de manera vertical u horizontal. El proceso consiste en generar varios canales por donde se va inyectando el agua a alta presión, de modo que haga mella en la resistencia de las rocas y fracture. Este mismo proceso regula la fractura deseada para posteriormente bombear, junto con el agua, un agente de sostenimiento, que comúnmente es arena, cuyo objeto es mantener abierta dicha fractura.

Los impactos socio ambientales

Esta técnica que ya ha sido demandada por sus efectos nefastos para el medio ambiente en diferentes países del mundo, incluso prohibida en gran parte de Europa, incide en la disminución de la disposición del agua, ya que solo para la fracturación de un solo pozo son utilizados entre 9 y 29 millones de litros de agua. Una disposición de agua que sobrepasa los litros de agua necesarias para el consumo humano y la alimentación y que además pone en peligro los ecosistemas.

Según un estudio de los efectos de fracking en EE.UU. y México, la contaminación de las mismas fuentes de agua es otro de los efectos. En esta técnica de fracturación, solo en los EE.UU., se llegó a identificar 750 tipos diferentes de productos químicos en los fluidos de fracturación. Entre esos químicos se encuentran; el metanol, benceno, tolueno, etilbenceno y xileno. Ligado a estos químicos, el agua de desechos, que proviene del proceso de fracturación, además de la arena que ya ha sido introducida, también contiene metales pesados, hidrocarburos e incluso materiales radioactivos, como el radón, que se encuentran en el subsuelo. Los efectos de estos químicos en el medio ambiente, no tienen un tratamiento que intervenga la afectación al ecosistema.

Además se señala que un gran porcentaje de estas sustancias usadas para la perforación, pueden causar cáncer y mutaciones, afectar al sistema endocrino, dañar el sistema nervioso, y quienes habitan cerca de los pozos tienen 66% de probabilidad de padecer cáncer asociado a la contaminación atmosférica.

El fracking en San Martín

San Martin, es un municipio del departamento del Cesar, que desde hace más de un año viene desarrollando diferentes formas de movilización en contra de este tipo de explotación de los recursos naturales y por la defensa de los ecosistemas.

Desde el paso martes 25 de octubre, la población de este territorio se movilizó en el marco de un paro cívico que se alargó por 48 horas. Esta iniciativa es el resultado de una asamblea ciudadana de más de 1.500 personas que entre otros elementos, exigen la paralización de las pruebas de producción de yacimientos no convencionales por parte de las empresas ConocoPhillips y CNE Oil&Gas, Canacol Energy, además de exigibilidad de prohibición en Colombia, por las altas afectaciones en el medio ambiente y desabastecer el mínimo vital para la población.

En este sentido, los manifestantes han dicho a los gobiernos nacional, departamental y municipal, que se aplique el principio de precaución para prohibir cualquier actividad extractiva que ponga en riesgo el derecho a un ambiente sano.

Así lo habría expresado públicamente uno de los líderes de esta movilización ciudadana, Moisés Barón, directivo de Funtramiexco: “Cumpliendo ese mandato de la asamblea de ciudadanos, a las 9 de la noche del martes se dio comienzo a ese paro cívico que tendrá lugar hasta el jueves a la medianoche. Es un paro que conservará su carácter civilista, pacífico, democrático, pero en el cual la comunidad se hará sentir. Le estamos exigiendo al gobierno nacional que se prohíba el fracking en Colombia y, en particular, que se suspenda toda actividad de fracking en San Martín”.

Tres movilizaciones sociales se han realizado, pero el gobierno nacional y las autoridades departamentales, no han dado respuesta favorable a estas demandas.

El derecho a vivir bien, vs la agresión del Esmad

Iniciado el paro cívico de manera pacífica en la vía a Cuatro Bocas, en la Troncal del Caribe, los manifestantes fueron fuertemente intervenidos por la fuerza pública. En un comunicado público así lo expresaron los integrantes de la corporación ambiental, Cordatec, que acompaña las jornadas de protesta, estas afirmaciones se basan en un video que grabaron a la hora del plantón. “La Policía venía intentando infiltrar integrantes de su institución en las actividades de la Corporación. El video muestra a cuatro miembros de inteligencia de la Policía vestidos de civil, armados, con cámaras fotográficas profesionales, desplazándose en una moto sin placas, preguntando por uno de nuestros compañeros y negándose a ser identificados por parte de un funcionario de la Defensoría del Pueblo”.

Se adelantarán denuncias contra la fuerza pública

Este plantón, fue brutalmente reprimido por el Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad. Al momento de la agresión se supo, por versiones de la comunidad, de la detención arbitraria de personas y el abuso policial que llevó a desnudar a muchas de ellas para después llevárselas por caminos hacia el monte, además de un sin número de mujeres y hombres heridos. “Durante estos días estaremos haciendo un barrido de las personas heridas, capturadas y desaparecidas que dejaron estos hechos, y así mismo documentando las gravísimas violaciones a los DD.HH. que por exceso de fuerza de parte del Esmad se presentaron, para realizar las respectivas denuncias ante las instancias que sean necesarias”. Así lo denuncia cordatec.

Dentro de las personas detenidas y sobre las cuales se tuvo conocimiento, se encontraba, golpeado el dirigente de Funtramiexco, Moisés Barón Cárdenas. A estas acciones se le suman las intimidaciones y amenazas que otros líderes han venido recibiendo por medio de panfletos anónimos. La movilización social contra el francking continuara, ahora con acciones judiciales contra la fuerza pública.

Comments are closed.