Bucaramanga. Exigen creación de mesa social

Trabajadores de Coca Cola, Saceites, Acueducto Metropolitano, Municipio de Bucaramanga y entidades descentralizadas en huelga de hambre

Las organizaciones de trabajadores Sinaltrainal, Astdemp, Sintramunicipio y Sintraobras, informaron que desde las 6:00 de la mañana del 31 de octubre pasado, trabajadores al servicio de Coca-Cola, Saceites, el Acueducto Metropolitano, Municipio de Bucaramanga y sus entidades descentralizadas, se declararon en huelga de hambre y permanecen frente a las instalaciones de la Alcaldía de Bucaramanga y en las factorías de la multinacional de bebidas, en la ciudad de Medellín.

Luego de acudir a todas las instancias y no encontrar protección oportuna a los derechos constitucionales, legales y lo establecido en los convenios internacionales, se han visto obligados a iniciar la manifestación, para visibilizar la represión y las arbitrariedades que está cometiendo el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, los propietarios de Saceites y las embotelladoras de Coca Cola en Colombia.

Trabajadores en Huelga, Foto tomada de: http://judithmaldonadomojica.com

Trabajadores en Huelga, Foto tomada de: http://judithmaldonadomojica.com

El alcalde Rodolfo Hernández, empresario que toda su vida la ha dedicado a enriquecerse con el negocio de la construcción, explotando y precarizando trabajadores, se ha dedicado a violar el derecho de asociación, la libertad sindical, el derecho al trabajo de los servidores públicos del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, la empresa de Aseo de Bucaramanga, EMAB, el Municipio de Bucaramanga y sus entidades territoriales, creando una grave crisis financiera con la campaña de desprestigio a lo público, incluyendo la ciudad en la ley de quiebra, para justificar las privatizaciones y liquidar entidades como el Refugio Social, la Caja de Previsión Social, despedir trabajadores y apropiarse del agua.

Los trabajadores aseguran ser víctimas de persecución, amenazas de muerte, judicialización, obstrucción a la actividad sindical, desplazamiento a la fuerza de los puestos de trabajo para tercerizar las labores, irrespeto a los derechos de los enfermos, negación a la atención médica a sus familiares, sobrecarga laboral por falta de personal, falta de presupuesto, violación a las convenciones colectivas de trabajo y acuerdos colectivos, intento de cancelación de la personería jurídica de Sinaltrainal y exterminio de los sindicatos.

Según las organizaciones, el Alcalde de Bucaramanga la emprende contra los más pobres, ordenó incrementar el 18 y 50% a las tarifas del agua y aseo, crea el caos y el detrimento patrimonial para justificar privatizar empresas como el Acueducto, Empas, Metrolínea, Isabu e incumple la entrega de las 20 mil viviendas que prometió en campaña. Luego de conseguir sus votos persigue al sector informal y castiga socialmente a los más desfavorecidos, eliminando los mercados, sillas de rueda, gafas. Tampoco amplía la cobertura educativa para la Universidad del Pueblo y las Unidades Tecnológicas, despidió a 100 escobitas y trabajadores aforados, pérdida de recursos de la nación por falta de gestión, incoherencia de cifras en los estados financieros.

Los trabajadores exigen la creación de una mesa social con presencia de la Ministra del Trabajo, Ministerio de Hacienda, el Alcalde, el Gobernador, el Concejo Municipal, Defensoría y Contraloría Municipal y las diferentes autoridades del orden local, departamental y nacional, para resolver la problemática que enfrentan los sectores sociales, gremios y trabajadores de la ciudad de Bucaramanga y también una mesa nacional de Sinaltrainal y sus afiliados con la multinacional Coca-Cola.

Comments are closed.