Habla comandante del XXI Frente: “No somos guerreristas, somos revolucionarios”

“La fuerza de las ideas, la fuerza de la palabra, es el arma más grande. El fusil siempre ha pasado para nosotros a un segundo plano”, dice el comandante del XXI Frente de las FARC-EP

Por: Nelson Lombana Silva – Exclusivo para VOZ

Durante la Vigilia Nacio­nal por la Paz, realizada por las FARC–EP en distintas regiones del país, los  días 30 y 31 de octubre, pudimos estar presentes en la vereda La Mesa Río Loro, del corregimiento el Placer Nogal del municipio de Guadalajara de Buga (Valle). Cerca de 1.500 personas se congregaron allí, con el liderazgo de los distintos credos religiosos para orar por la paz y la implementación ya del acuerdo firmado en La Habana y ratificado en Cartagena de Indias.

Comandante Donald Ferreira del XXI frente de las FARC-EP.

Comandante Donald Ferreira del XXI frente de las FARC-EP.

En medio del inmenso ajetreo por parte de los insurgentes para que todosaliera bien como efectivamente sucedió, el comandante del XXI Frente de las FARC-EP, Donald Ferreira, conversó brevemente con el semanario VOZ. La amena conversación nos da una idea clara del origen y la esencia de este movimiento guerrillero. “Nosotros no somos guerreristas, somos revolucionarios que nos guiamos por unos ideales de justicia social”, señala.

Subraya: “Las FARC desde hace 52 años hemos sido un movimiento político, al que nos obligó el Estado a coger las armas. Nuestra visión ideológica ha sido la lucha por el pueblo, la lucha de clases, la lucha por una sociedad más justa”.

Un nuevo reto

Ante la posibilidad de dejar las armas, el comandante Donald Ferreira, indica: “Estamos preparados para asumir este nuevo reto. La fuerza de las ideas, la fuerza de la palabra, es el arma más grande. El fusil siempre ha pasado para nosotros a un segundo plano. Usted puede perder el fusil, pero no puede perder la cabeza, la firme convicción de la lucha, los ideales por los cuales está luchando”. Agrega: “Somos optimistas de poder sacar este proceso adelante. Los uribistas no han llevado argumentos justos, sino iniciativas saboteadoras”.

En su concepción ideológica y política el comandante fariano tiene clara la crítica y la autocrítica: “Estamos dispuestos a que si hemos cometido errores que se hayan podido dar, porque ninguna guerra es perfecta, estamos dispuestos a reconocerlos, a tratar de resarcirlos, a darnos la mano, olvidar el pasado y a construir una sociedad sin clases, a luchar por la implementación de los acuerdos”.

“Aquí estamos empeñados en un solo propósito: La paz estable y duradera”

Acerca de los resultados del plebiscito el líder guerrillero, señaló: “El pueblo colombiano no es que no esté de acuerdo con la paz, el pueblo colombiano fue engañado durante el proceso de la campaña del plebiscito. Hubo una desinformación profunda en el tema de la pedagogía de los acuerdos. Gran parte es culpabilidad del Estado, porque él tiene las manos libres para andar, decir y explicar qué es lo que se ha acordado en La Habana. A nosotros nos han reprimido mucho este espacio, no nos han dado la oportunidad de salir a expresar la pedagogía por la paz, tampoco hemos tenido acceso a los medios como debería ser.

En este país el sistema electoral es el mismo corrupto de siempre, pone a votar hasta a los muertos. La corrupción está allí. Adicionalmente, la campaña negra desde la extrema derecha encabezada por el uribismo y los medios masivos de comunicación. Si el santismo hubiera querido que ganara el Sí, le hubiera metido con toda la fuerza. Al parecer el santismo no quería que los acuerdos llegaran a buen puerto de paz. El que ha jugado el papel real es el pueblo colombiano a través de la movilización y la lucha, el empeño de la comunidad internacional, el esfuerzo de los guerrilleros, también las patrullas en tierra que no nos han provocado”.

Se refirió a la reforma tributaria que cursa en el Congreso: “Es completamente antipopular, está en contravía de lo acordado en La Habana. El gobierno nunca estará interesado en resolver los problemas económicos profundos del pueblo colombiano. Él está interesado es en cumplirle al Fondo Monetario Internacional, a la banca mundial, a sus políticas neoliberales, a terminar su gobierno con engaños y luego construir otro para seguir engañando”. Finalmente, acerca de la Vigilia Nacional por la Paz, señaló el comandante fariano, Donald Ferreira: “Este fue un encuentro donde estuvieron todas las organizaciones de las comunidades religiosas del país: adventistas, pentecostales, presbiterianos, católicos, nosotros las FARC–EP, organizaciones sociales del país, autoridades gubernamentales, estuvo por ejemplo la policía nacional con nosotros, un hecho nunca antes visto, el abrazo de reconciliación, pues ya no nos estamos matando a tiros, no les estamos haciendo caso a los enemigos de la paz que desde lo más alto ordenan que nos matemos  entre hermanos. No, aquí entre todos, estamos empeñados en un solo propósito: La paz estable y duradera”.

Comments are closed.