Ministerio de Educación se equivoca

Por: Carolina Tejada

La semana de trabajo social en el país se desarrolló como un acto de indignación nacional desde los egresados, profesores y estudiantes activos de Trabajo Social en cada rincón del país, para responder a una circular, la 79 de 2015 del Ministerio de Educación, que expulsa de las ciencias sociales el área de trabajo social, y la ubican como una carrera de Salud y Bienestar.

Del trabajo social a la movilización social

Tras diversos comunicados, universidades y áreas de esta profesión se han venido pronunciando en contra de lo que se considera como un desconocimiento histórico y del aporte social de esta profesión.

Así lo expresaron a través de un documento público, algunas organizaciones gremiales de trabajadores sociales. “Los organismos profesionales de Trabajo Social de Colombia, Consejo Nacional de Trabajo Social, Consejo Nacional para la Educación en Trabajo Social, Conets, y Federación Colombiana de Trabajadores Sociales, Fects, manifestamos nuestro rechazo a las resoluciones citadas en la referencia, que dan por sentada la ubicación del Trabajo Social en el campo de Salud y Bienestar; resoluciones “adoptadas” y no “adaptadas” (tal y como se propone en la resolución 776 del 09 de abril de 2015), desconociendo la ley de Trabajo Social y sin la consulta previa a los organismos”.

Movilización de estudiantes de trabajo social.

Movilización de estudiantes de trabajo social.

Además aseguran que es necesaria una revisión y responsabilidad con lo que esta  misiva asegura en relación a los trabajadores sociales, pues en su interpretación, se ha desconocido “la propia reglamentación del MEN en la cual ha ubicado el Trabajo Social en el área de Ciencias Sociales tal como lo indica la resolución No. 466, de seis de febrero de 2007. Por la cual se definen las características específicas de calidad para la oferta y desarrollo de programas académicos de formación profesional en humanidades y ciencias sociales”.

Por su parte, y siguiendo con la indignación general, desde la Universidad Nacional, profesores y estudiantes también suscribieron un comunicado similar. En el resaltan: “limitar el Trabajo Social al ámbito académico y profesional socio-sanitario implica desconocer la multiplicidad de espacios de intervención social en los cuales hemos propendido por la dignidad humana de distintas poblaciones, cuyo sufrimiento social nos ha movilizado a lo largo de nuestra existencia”.

Al tiempo que aseguran que dicha comisión que habilitó la Comi­sión Na­cional Intersectorial de Asegura­mien­to de la Calidad de la Educación Superior, Conaces, del Ministerio de Educación Nacional, no solo ubicó de manera  “histórica y descontextualizada, a la profesión de Trabajo Social en la recién creada Sala de Salud y Bienestar, en el campo específico de Bienestar, en el que aparece una curiosa asociación de la profesión con la orientación y asistencia a adultos mayores e infantes, así como a discapacidades y servicios para jóvenes”.

Otro de los elementos que ha causado mayor inquietud en los profesionales en el área, es el hecho de que el mismo MEN y el DANE, reducen esta área profesional a un “nivel técnico, operativo, asistencial con una mirada reduccionista de nuestro quehacer profesional, perdiendo de esta manera campos de acción como infancia y adolescencia, pedagogía social, trabajo poblacional y de base, organización social y política, derechos humanos, derecho laboral, movimientos sociales, conflicto armado, población víctima, entre muchos otros que al ser evaluados con criterios de salud y bienestar no tendrían cabida”. Así lo aseguran en su comunicado los docentes.

Las afectaciones 

Quienes hoy rechazan la circular advierten de las múltiples consecuencias que esto implica para la profesión, no solo en términos académicos, pues implicaría el cambio de los pénsum históricamente construidos en el marco amplio de las ciencias sociales y humanas, y además una drástica reducción en los campos de práctica profesional abiertos alrededor de las necesidades humanas y sociales y no solo del área de la salud.

El impacto a nivel laboral afectaría a un sinnúmero de profesionales y recién egresados que verían reducidas sus posibilidades de estabilidad laboral lo que contribuirá a la marginalización y pauperización del trabajo para este gremio tan amplio a nivel nacional.

En la calle

En una sola voz y desde el día 26 de octubre, la Red Distrital de Estudiantes de Trabajo Social que acoge a las universidades de la ciudad de Bogotá, en las cuales se oferta este programa académico, se movilizaron a las 8 de la mañana desde la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá, hasta la calle 19 con carrera séptima, para protestar en contra del circular número 79 del Ministerio de Educación Nacional.

El pasado viernes se dieron cita en diferentes campus, estudiantes y docentes con el ánimo de debatir algunas acciones de protesta.

Y en el mismo comunicado los docentes y estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia, hacen un llamado para que el ministerio reconsidere “la decisión en cuestión para que sea posible construir, junto con agremiaciones, académicos, profesionales y estudiantes, un consenso amplio, respetuoso y fundamentado respecto al lugar adecuado de la práctica y producción de conocimiento de Trabajo Social en Colombia, en el cual la Universidad Nacional de Colombia está dispuesta a participar de manera activa”.

Igualmente la Federación Nacional de Trabajo Social, llaman a “adelantar espacios de diálogo, concertación y de generación de propuestas que se logren consolidar a nivel nacional (…) Generar comunicaciones directas de nivel de Rectorías de Universidades al Ministro de Educación, manifestando las preocupaciones generadas y solicitando la reubicación del Trabajo Social al campo de las Ciencias Sociales”.

Comments are closed.