Clavos calientes

Diálogo con tensión (1)

La jornada del pasado sábado 12 de noviembre, en La Habana, fue de más de doce horas seguidas de negociaciones entre las delegaciones del Gobierno de Colombia y las FARC-EP, para llegar al nuevo acuerdo. Se trazaron como meta culminar al final de la tarde y anunciaron que a las 18 horas se lo informarían a la prensa. Sin embargo, el tiempo pasaba y no lograban concretar los últimos detalles, por momentos parecía imposible, hasta el punto que después de medio día, uno de los participantes filtró en un mensaje que “está anunciada la rueda de prensa, pero no hay acuerdo”. Afortunadamente este llegó antes de la hora fijada y dejó el tiempo para que los jefes de ambas delegaciones prepararan sus discursos.

0b3c6a61a8e63e46ccdd4d52011ab812

Diálogo con tensión (2)

Algo que molestó a las FARC- EP en la negociación del nuevo acuerdo fue que los delegados del Gobierno nacional llegaron, no como emisarios, sino con la misión de sacar adelante todas las 500 y pico de propuestas del no. Es como si hubieran cambiado de bando. Se la jugaron por la aprobación de todas, incluyendo que los guerrilleros no tuvieran elegibilidad política, la más absurda de todas. Al parecer, en las reuniones con Uribe y los representantes del no, asumieron el compromiso no solo de presentarlas a la mesa sino de defenderlas. Como que fueron cooptados.

Un intenso trabajo

Fue arduo el trabajo de las delegaciones de paz del Gobierno y de las FARC-EP para terminar y ensamblar el documento del nuevo Acuerdo. Solo hasta la madrugada del lunes 14 de noviembre quedó listo, una vez se incorporaron los nuevos párrafos en el texto original y darle la mejor forma para su plena comprensión. Después, los voceros gubernamentales y otros acompañantes pudieron viajar a Bogotá con la misión cumplida. No faltaron las personas inescrupulosas que hicieron circular por las redes versiones apócrifas del Acuerdo Final, por eso la recomendación es bajar la auténtica de la web autorizada www.mesadeconversaciones.com.co

Nuevamente tumbaron a Ordóñez

A casi tres meses de la destitución del procurador general Alejandro Ordóñez, sus subordinados se resisten a dejarlo ir. La presidenta de la Unión Patriótica Aída Avella desde su cuenta de Twitter denunció que el portal web del Ministerio Público seguía presentando a Ordóñez como su máximo jefe a pesar de la destitución: “¿Cuál es la razón para que meses después de destituido Ordóñez siga apareciendo en la información institucional como Procurador?”.

De inmediato la cuenta oficial de esa institución respondió: “Info. No se ha actualizado ante procesos de elección y posesión de @fcarrilloflorez. Precisión: @A_OrdonezM no fue destituido”. La respuesta causó indignación y tras duras críticas a la Procuraduría horas más tarde tuvo que rectificar la información y reconocer que Ordóñez no es el jefe del Ministerio Público: “Para evitar promover malentendidos, la información será suprimida del sitio web. Agradecemos mucho su observación”. Se dice que Aída Avella tumbó por segunda vez a Ordóñez.

Comments are closed.