Indígenas colombianos en cumbre climática

Los indígenas en el país conservan el 28,2% de los ecosistemas con mayor cobertura vegetal, y son una esperanza para el mundo con el objeto de ayudar a reducir las emisiones por degradación y deforestación, logrando la conservación de los bosques y la recuperación de los ecosistemas degradados.

onic

La Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC, a través de su Consejería de Territorio Recursos Naturales y Biodiversidad, con el consejero Felipe Rangel Uncacía, participa en la ciudad de Marrakech – Marruecos (Norte de África), en la Cumbre Climática COP22, la cual se desarrolla del 7 al 18 de noviembre de 2016.

En Colombia existen 102 pueblos indígenas que representan el 3.3% de la población colombiana, los cuales se encuentran ubicados en los 32 departamentos del país (Censo DANE 2005). El total de tierras correspondientes a los resguardos indígenas es de 32.228.775 hectáreas, de las cuales solamente el 8,8% son áreas potencialmente aprovechables para uso agrícola y el 92% tienen una destinación de conservación (Censo agropecuario, DANE 2015).

De los conocimientos asociados a la cultura y el territorio se deriva que los pueblos indígenas en el país conservan el 28,2% de los ecosistemas con mayor cobertura vegetal, por lo que una esperanza para el mundo con el objeto de ayudar a reducir las emisiones por degradación y deforestación, logrando la conservación de los bosques y la recuperación de los ecosistemas degradados.

Además, los pueblos indígenas han comenzado a padecer al igual que la sociedad en general, los efectos del cambio climático, como la escasez hídrica, la inestabilidad de los suelos, la sequía, el aumento de la temperatura, las inundaciones, entre otros, derivadas de los problemas de degradación y deforestación a nivel global y en los territorios indígenas.

El IX Congreso Nacional de los Pueblos Indígenas de la ONIC orientó a que las acciones de cambio climático, en materia de adaptación y mitigación y la estrategia REDD+ deberán ser dirigidos a fortalecer la autoridad ambiental, el sistema ambiental propio, la compra de tierras, la titulación de las tierras, la demarcación de los territorios indígenas, la resolución de conflictos territoriales, la recuperación de ecosistemas de los territorios indígenas, el desarrollo territorial ambiental propio, los planes de ordenamiento ancestral de los territorios y los planes de vida de las comunidades indígenas.

A su vez los pueblos indígenas en el IX Congreso manifestaron no aceptar la privatización de sus bosques, biodiversidad y territorios (…) De modo que, exigen al gobierno colombiano, garantizar la participación y consulta de las comunidades afectadas con el cambio climático en los espacios de construcción de propuestas para la mitigación, adaptación sobre cambio climático y la estrategia REDD.

La ONIC ratificará el mandato de los más de 4.500 congresistas de la ONIC y los pueblos indígenas de Colombia.

Comments are closed.