Movilización en Ibagué pide que la paz se firme ya

La ciudadanía también exigió que se haga la consulta popular sobre minería y que se pague lo justo a los profesores. Se rechazó la reforma tributaria.

Movilización ayer en Ibagué Tolima. Foto Nelosi.

Movilización ayer en Ibagué Tolima. Foto Nelosi.

Nelson Lombana Silva

Cientos de tolimenses e ibaguereños, en su gran mayoría docentes, se movilizaron ayer en la ciudad de Ibagué para exigir del Gobierno nacional la firma ya de la paz con el movimiento insurgente de las FARC-EP y la reanudación con el ELN, la defensa del medio ambiente exigiendo la consulta programada para esta ciudad de 600 mil habitantes, el rechazo de la reforma tributaria y la cancelación del salario a los profesores del mes de diciembre y la prima de navidad, según dijo el docente Álvaro Huertas, quien intervino a nombre de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), seccional Tolima.

El dirigente sindical demandó de las autoridades judiciales no colocarle más talanqueras a la iniciativa del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez de hacer una consulta popular para que todos los ibaguereños se pronuncien libremente si quieren la política depredadora del medio ambiente que significa la megaminería a gran escala a cielo abierto o la defensa de los recursos naturales, especialmente el recurso hídrico.

“Queremos salir a defender el agua los ibaguereños y los tolimenses. No a la minería, a la minería que acaba, arrasa, que deja la pobreza donde llega, que deja en los campos verdaderos cráteres y huecos”, dijo.

“Anglogold Ashanti y demás transnacionales que viven de la extracción de los minerales son las que se llevan los recursos del pueblo y de los ciudadanos”, advirtió Álvaro Huertas.

Al referirse al tema de la paz, el directivo de la Central Unitaria de Trabajadores señaló: “Hay que firmar la paz sin dilación; no estamos de acuerdo en seguir viviendo más de 50 años en una guerra fratricida, matándonos entre hermanos y entre colombianos”.

Subrayó: “Los caprichos de un sector que ningún acuerdo les va a servir, así lo reformen mil veces, no son producto de los intereses de los que realmente queremos la paz, sino de los que quieren la guerra, de los que viven de la guerra, los que tienen la guerra como bandera política”.

“Nosotros, los ciudadanos de a pie, el pueblo colombiano en general, los hijos del pueblo, los que prestan el servicio militar, somos los que ponemos el pecho a las balas. A ellos y por todos los demás ciudadanos, queremos un país en paz; le estamos exigiendo a este gobierno que se firme el acuerdo ya, de una vez y se socialicen esas 310 páginas que recogieron más de 300 solicitudes de los del no y de los del sí, porque este país clama vivir con justicia social en el marco de una paz estable y duradera, una paz que involucre al pueblo colombiano”.

El profesor Álvaro Huertas terminó diciendo que el sindicato del magisterio continuará luchando por la defensa de los intereses de los maestros. Demandó del Gobierno nacional la cancelación oportuna de las deudas y la garantía de que el mes de diciembre y la prima de navidad serán canceladas oportunamente. Llamó al alcalde municipal a pelear el fondo correspondiente para asegurar estos dineros cuya cifra asciende a ocho mil millones de pesos.

La movilización partió de la Casa del Maestro (calle 37 con carrera 4ª G) y, subiendo por la carrera 5ª, terminó en la plazoleta Darío Echandía (calle 10 con carrera 3ª), bajo un clima fresco, pero sin lluvia. Esta apareció pero en horas de la tarde.

Comments are closed.