Nuevo acuerdo: Refrendación e implementación a la par

El país reclama implementación y refrendación inmediata del nuevo acuerdo

Movilización por la paz en Bogotá, el pasado 5 de octubre. Foto Carolina Tejada.

Movilización por la paz en Bogotá, el pasado 5 de octubre. Foto Carolina Tejada.

Hernán Camacho
@camachohernan

Luego de cerrado el nuevo acuerdo de La Habana, las delegaciones de paz tienen un tema pendiente, que aún lo consultan con sectores sociales, económicos y políticos: la refrendación adecuada del contenido de las 310 páginas definitivas del acuerdo hecho público el pasado 12 de noviembre.

Hasta el inició de la semana las propuestas escuchadas por las delegaciones para hacer efectiva la refrendación eran: la convocatoria a un nuevo referendo, la realización de una refrendación popular y participativa mediante Cabildos Abiertos o la refrendación delegada al constituyente secundario, es decir el Congreso de la República, son las formas que hoy tiene a la mano la mesa de conversaciones.

Vía Congreso

Hoy toma fuerza la refrendación por conducto del Congreso aunque tiene varios reparos. Después de los resultados del 2 de octubre la implementación del acuerdo de paz había quedado en el limbo. El Acto Legislativo 02 de julio de 2016 contemplaba el camino rápido en las dos cámaras de los casi 14 proyectos de ley que implementarían el acuerdo. A ese Acto legislativo le colgaron en el último debate el artículo de vigencia: “El presente acto legislativo rige a partir de la refrendación popular del Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”.

Al ser incluido de manera tardía y apresurada, y no haber sido discutido en sus siete debates anteriores, estaría viciando por el principio de unidad de materia. Ante esto, el exfiscal general Eduardo Montealegre presentó demanda ante la Corte Constitucional del anunciado artículo y, de ser acatada la tesis de inconstitucionalidad, se sustrae la vigencia del acto legislativo y lo demás entraría en firme. Es decir se habilitaría el denominado fast track o camino rápido y los proyectos de ley para implementar el acuerdo de paz.

El alto tribunal constitucional anunció que se pronunciaría la siguiente semana sobre las demandas al acto legislativo para la paz que contiene el camino rápido. Y con ello dejará en firme la implementación con los proyectos de ley y actos legislativos que modifican la Constitución y hacen efectivas las medidas necesarias para llevar a cabo el desarrollo legal de la implementación.

Es muy importante el pronunciamiento de la Corte Constitucional, debido a que persiste el riesgo de que la implementación se eche a pique por los tiempos que demandan los proyectos de ley y actos legislativos. Es decir, sin el camino rápido la implementación completa de los acuerdos podría tardar hasta tres años.

En cualquier caso la refrendación debe ir en paralelo con la implementación de los acuerdos. La oleada de violencia desatada desde la pasada semana con el rompimiento del cese al fuego en el departamento de Bolívar y los atentados a los líderes sociales en San Vicente del Caguán y La Uribe, muestra que hay un sector del país que no quiere que se implemente el acuerdo y está apelando a la violencia para sabotear la paz.

Opiniones

VOZ consultó las opiniones de algunos sectores políticos que coinciden en el papel que jugaría el Congreso a la hora de implementar los acuerdos como de avalar el mecanismo de refrendación.

Diego Martínez, jurista asesor de la Delegación de paz de las FARC-EP: “Será bipartito, es decir: escogido el mecanismo por las FARC-EP y por el Gobierno nacional, a lo que se debe llegar es que ese mecanismo sea participativo junto a la movilización, los cabildos abiertos y la recolección de firmas. Pero sin duda se requiere cerrar la refrendación y eso no puede esperar mucho tiempo, y creo que en ese sentido la vía más próxima es el Congreso de la República. Que también tendrá la misión de desarrollar la implementación vía normas. Ahora, hay que reconocer que la implementación ya arrancó, no hay que desconocer los esfuerzos conjuntos de la partes por ejemplo en el mecanismo de monitoreo y vigilancia”.

Liberales

Rodrigo Villalba, senador del Partido Liberal: “Los colombianos ya superaron la etapa plebiscitaria y hoy hay un gran consenso en el que tenemos que apoyar el acuerdo. La paz ya, reclaman en las calles los jóvenes, los adultos, los gremios, las amas de casa, los campesinos que sufren el conflicto. Es hora de dar marcha adelante, ya se firmó el acuerdo, ahora hay que refrendarlo por la vía más expedita que es el Congreso, donde lo estudiaremos con mucho cuidado y dar ese paso adelante”.

Polo

“El Congreso es una institución legitima para implementar los acuerdos de La Habana y refrendarlos. Todos los que somos de esta corporación hemos sido elegidos por la voluntad popular, así que representamos de manera legítima la voluntad del pueblo colombiano. Es aquí donde se debe votar esa decisión trascendental para Colombia y no veo ninguna dificultad ni obstáculo para hacerlo”, dijo Iván Cepeda, senador del Polo Democrático Alternativo.

Verdes

“Es imprescindible cerrar el acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC. Hoy hay fatiga en los negociadores del Gobierno, fatiga en los negociadores de la insurgencia, fatiga en la comunidad internacional. Pero también peligro por los guerrilleros acuartelados que podrían volver a las armas. Momentos difíciles cuando agentes que no quieren la paz pudieran impulsar episodios de guerra. Por eso es importante decir sí al acuerdo pactado que recoge los elementos del no, eso no significa entregar la patria a través de la paz. Sí a la refrendación en el Congreso de la República y salir a hacer pedagogía de paz desde los cabildos abiertos por toda la geografía nacional”, señaló por su parte Iván Ospina, senador del Partido Verde.

La U

Presidente del Senado, Mauricio Lizcano: “el Congreso tiene que actuar con toda la prudencia y tranquilidad para que estos acuerdos entre los líderes del Sí y el No puedan llegar a un buen término… Lo vamos a discutir con los voceros de los partidos, los voceros del Gobierno están dispuestos a asistir, lo importante es que estamos tomando una decisión por el bien del país para no atropellar a los del No, para no descalificar al Centro Democrático y que ellos sientan que tienen todo el espacio y respeto por parte del Congreso y que el próximo miércoles haremos este cónclave. En el Congreso están los más importantes representantes del Sí y del No, por lo que es el escenario idóneo para refrendar los nuevos acuerdos de paz”.

Cristianos

La senadora Viviane Morales, representante de los cristianos, señaló: “Lo que hablamos con los negociadores de las FARC en La Habana quedó en el nuevo acuerdo. El Congreso de la República tiene la legitimidad popular, cuando se hacen las elecciones a Congreso el pueblo elige sus representantes, eso dice la Constitución, por ello los acuerdos deben venir al Congreso para que surtan una refrendación y una implementación. El tema es de urgencia, no podemos poner en riesgo lo alcanzado, hay un cese bilateral de fuego que es muy delicado en mantener por eso hay que tomar medidas rápidas. Los nuevos acuerdos han concitado un gran acuerdo social con sectores inconformes pero eso siempre sucede en las democracias”.

Comments are closed.